A Quemarropa: Lo que hay que hacer

A QUEMARROPAEl compañero de luchas José Manuel Martín Corvillo comparte con Marx desde Cero la publicación de una entrada de su Cronología de la Neolengua Española. José Manuel es licenciado en Filología Inglesa por la Universitat de València, máster en Investigación en Lenguas y Literaturas a su curriculum. Doctorado cum laude en Teoría de los Lenguajes con la tesis “15M: Análisis de la Entropía Comunicativa”, una investigación que aborda, bajo el prisma de la Teoría del Caos, el éxito en las comunicaciones del movimiento indignado mediante sus carteles y tweets. Sus publicaciones y estudios posteriores se centran tanto en la innovación pedagógica mediante la inclusión de nuevas tecnologías de la comunicación como en el empleo del lenguaje persuasivo en el ámbito de la comunicación política y el ciberactivismo.

Mediante esta Cronología de la Neolengua Española, Martín Corvillo trata de acercar su disciplina de estudio a un público no necesariamente académico, al tiempo que trata de arrojar luz sobre una de las prioridades de las instituciones españolas y europeas: pervertir el concepto de deuda pública para ocultar la pérdida de soberanía de la ciudadanía.

Podéis pedir este magnífico libro pinchando AQUÍ

LO QUE HAY QUE HACER

Rajoy: “El gobierno sabe lo que hay que hacer, yo sé lo que hay que hacer” (Cadena SER, 14 de Julio de 2012)

Como viviendo en un desafío constante en el que es tan importante hallar la solución como que la audiencia se dé por enterada de que la has hallado. Como si tratase de ceñirse al mítico dicho romano que reza aquello de que “la mujer del César no sólo debe ser honrada sino además parecerlo”. Así parece vivir nuestro presidente del gobierno la crisis. Sólo que, en honor a la verdad, sólo parece.

Nótese la obligación implícita en ese reiterado y rítmicamente machacón lo que hay que hacer. Remite a algo que puede ser forzado o que, en cierto modo, es inevitable. Condiciona a quien lo oiga o lea a orientar su pensamiento de modo que se asuma que existen condiciones que parecen consecuencias últimas, y que a esas condiciones se les suman inexorablemente unos actos. Hay que tomar unas decisiones, hay que apechugar. Quizá sea únicamente mi opinión, pero leyendo a Mariano Rajoy Brey no me da la sensación de estar ante el hombre que va a pulsar la tecla mágica o que va a subsanar las injusticias derivadas de la crisis económica. Apuesto a que muy poca gente, incluyendo a sus votantes, sintió en ningún momento que detrás de estas declaraciones se escondiese un plan. Posiblemente, en el mejor de los casos, la mayoría de españoles que oyeron o leyeron esta declaración pensaron, sencillamente, que el protagonista estaba tratando de tranquilizar a la plebe sin más.

Pero ninguno de los que hicimos tales observaciones acertamos a la primera. Porque Mariano Rajoy estaba siendo absolutamente sincero. Erramos todos en una cuestión fundamental: el “para qué”. Porque nadie desde el gobierno afirmó como postilla a esta declaración que el objetivo fuese enmendar en la medida de lo posible los daños en forma de desempleo, estafas y desprotección social. No. Desde luego, esta no es la prioridad para una casta política con tendencia a practicar aquello de la puerta giratoria[1].

El “para qué” oculto era “para aprovechar la crisis para imponer un modelo de sociedad que favorezca a unos pocos, que son los que financiaron mi campaña”. Y esta declaración, con esa perífrasis verbal que marca lo obligado, lo inevitable, tan solo está forzando que la pobre y bombardeada audiencia justifique a tiempo real la estrategia de despiece de un modelo de estado que, sin ser perfecto, al menos era solidario.

[1] O, dicho de otro modo: consigo el poder, beneficio a una corporación, abandono el poder, me fichan para esa corporación como alto cargo (llámenme Consejero Delegado de la Empresa X), vivo a cuerpo de rey con generosa pensión del estado y con sueldo de la corporación. Ejemplos sobran.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en A Quemarropa y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s