Acerca de la teoría de la crisis de Marx en el manuscrito original del volumen III de El Capital

Resumen

La noción de sobreacumulación de capital, como fue construída por Marx en el Volumen III de El Capital sobre las bases de su “definición preliminar” de “sobreproducción absoluta”, es considerada en este trabajo como el elemento clave de la teoría de la crisis de Marx. Siguiendo lo que este autor considera como la lógica del análisis de Marx, este trabajo concluye que las crisis económicas deben ser identificadas no con la ley de la tendencia a la caída de la tasa de ganancia, tampoco con algún supuesto subconsumo intrínseco de las clases trabajadoras. En lugar de ello, las crisis deben ser entendidas como la resultante de la fusión de una variedad de factores que suprimen la tasa de ganancia. Una crisis económica puede ser descripta, por lo tanto, como una sobreacumulación coyuntural, por ejemplo, una producción coyuntural de mercancías (medios de producción y medios de consumo) en tales cantidades y precios, que temporariamente impiden el proceso de acumulación. En última instancia, todas las categorías de factores que afectan la composición de valor del capital y la tasa de ganancia están sobredeterminadas por la lucha de clases, cuyo objeto principal es el nivel de explotación de la fuerza de trabajo.

________________________________________________________________

ACERCA DE LA TEORIA DE LA CRISIS DE MARX EN EL MANUSCRITO ORIGINAL DEL VOLUMEN III DE EL CAPITAL

John Milios

 

1. Introducción

Las crisis económicas del capitalismo constituyen una realidad concebible de forma inmediata, con características típicas. Esto explica porqué Marx y Engels se refirieron repetidamente a las crisis económicas muchos años antes de que Marx desarrollara su sistema teórico de la Crítica de la Economía Política. Antes de la publicación del Volumen I de El Capital, en 1867, Marx se había referido a las crisis económicas de un modo más descriptivo que teórico (Heinrich 1995).

El tercer volumen de El Capital fue siempre considerado como uno de los principales textos donde están expuestas las tesis de Marx acerca de las crisis económicas, dado que trata de temas como la caída de la tasa de ganancia o el excedente de capital. Sin embargo, la publicación reciente (1992) del Manuscrito original del Capital III (MEGA II,4.2) ha dejado en claro que “Engels efectuó significativas modificaciones al manuscrito, más allá de sus declaraciones acerca de haber limitado su trabajo a una fidedigna presentación de la obra de Marx. Los cambios al texto de Marx incluyen el diseño de los títulos, inserción de subtítulos, y transposiciones textuales, omisiones e inserciones. Estos cambios han tenido un impacto real en el texto, en especial en el área de la teoría de las crisis, la teoría del crédito, y la relación entre capitalismo y producción de mercancías”. (Heinrich 1996-97, p. 452). Si uno excluye las inserciones de Engels, la versión alemana del Volumen III se “achica” de 860 a 580 páginas! (Hecker 1998). Por lo tanto, el estudio de las elaboraciones de Marx (acerca de las crisis económicas) debe, de ahora en más, tomar en consideración el manuscrito original del Capital III.

Marx se refiere extensamente a las crisis económicas del capitalismo en la tercera sección del volumen III de El Capital (MEGA II, 4.2, Drittes Kapitel- o Parte 3, capítulos 13-16, de la versión editada por Engels), que lleva el título general de “Ley de la Tendencia a la Caída de la Tasa de Ganancia”. Un énfasis especial en esto se pone en la sección del Volumen III, denominada por Engels “Excedente de capital y excedente de población” (MEGA II,4.2, pp 324-333, Marx 1991,pp. 359-368) Marx denomina a las crisis económicas “crisis de sobreproducción”, explicando:

“La sobreproducción de capital y no de mercancías individuales- dado que esta sobreproducción de capital siempre involucra sobreproducción de mercancías- no es otra cosa más que sobreacumulación de capital” (Marx 1991, p. 359).[i]

Más aún, él sostiene que las crisis bloquean la relación de reproducción del capital per se:

“Periódicamente, sin embargo, se produce demasiado en forma de medios de trabajo y medios de subsistencia, demasiado para obrar como medio de explotación de los trabajadores a una tasa de ganancia dada” (Marx 1991, p. 367, énfasis agregado, J.M.)[ii]

Sin embargo, las crisis son solo una sacudida temporal o desestabilización de la expansión del proceso de la reproducción capitalista, y simultáneamente un mecanismo para restablecer el balance y restaurar el nivel de la tasa de ganancia;

“Las crisis son siempre momentáneas, soluciones violentas para las contradicciones existentes, violentas erupciones que restablecen el balance perturbado en un momento dado” (Marx 1991,pp. 357).[iii]

De acuerdo con Marx, pues, las crisis se caracterizan por una “plétora de capital” (Marx 1991,p. 359, MEGA II, 4.2, p. 325), una sobreproducción de capital, tanto en la forma de (inversión en) medios de producción como en la forma de mercancías (de consumo e inversión) no vendidas. Esta sobreproducción no es nunca absoluta- en referencia a las necesidades sociales- sino relativa, determinada por el carácter social del modo capitalista de producción. Siempre está referida a la capacidad de consumo (de medios de consumo privados y medios de producción) de una sociedad capitalista específica. Bajo las condiciones capitalistas, la producción de mercancías debe asegurar una “determinada tasa de ganancia “ la que corresponde al desarrollo “saludable” y “normal” del proceso de producción capitalista (Marx 1991, p.364, MEGA II, 4.2, p.329).

La sobreproducción de capital (sobre-acumulación), teniendo como contrapartida el retardo de la demanda efectiva de dicha producción (subconsumo) y la caída de la tasa de ganancia , son conceptos que ayudaron a Marx a describir las formas interrelacionadas de manifestación de las crisis económicas. El desafío crucial es distinguir cuales de estos conceptos es el principal, la causa estructural decisiva de las crisis económicas capitalistas. De acuerdo con las respuestas dadas a esta pregunta, los teóricos marxistas se dividen en tres corrientes teóricas distintas: el enfoque subconsumista, la teoría de la sobre-acumulación del capital y el enfoque sobre la tendencia a la caída de la tasa de ganancia, (todos los cuales fueron formulados inmediatamente después de las muertes de Marx y Engels) (Milios 1994).

En el presente trabajo intentaré desarrollar una “lectura sistemática” de los postulados y elaboraciones sobre las crisis económicas en el manuscrito original del Volumen III de El Capital, en un esfuerzo tendiente no solo a sistematizar sus conceptos e ideas, sino, en especial, a comprender la “lógica interna” de sus análisis, y entender en qué medida la teoría de las crisis está incluída o relacionada con su teoría de las relaciones capitalistas de producción. En mi opinión, el concepto de sobreproducción de capital debe ser considerado como una piedra angular de las ideas de Marx, y este concepto está discutido de modo más sistemático en el volumen III de El Capital que en cualquier otro escrito de Marx.

2. Necesidades internas y determinaciones externas

Para comprender el enfoque de Marx acerca de las crisis capitalistas y la noción de sobreproducción de capital, uno debe, de un modo u otro, confrontar la lógica de El Capital, esto es, la coherencia interna y las reglas organizadoras de las construcciones lógicas marxistas.

Los análisis de Marx de las relaciones socioeconómicas capitalistas, (en El Capital como asimismo en sus otros escritos del período 1857-1867), están basados lógicamente sobre su distinción entre determinantes “internos” y “externos”. Entendemos como determinantes internos de (cada) proceso de producción capitalista a las relaciones necesarias, que permanecen inmodificables y están constantemente presentes, independientemente de todos los cambios del desarrollo histórico. Estas relaciones están presentes incluso aunque permanezcan ocultas bajo la superficie de los eventos cotidianos y los cambios coyunturales económicos, políticos e ideológicos. Los determinantes internos de las relaciones de producción capitalistas constituyen lo que Marx definió como modo de producción (capitalista). Contrariamente, los determinantes externos de las relaciones capitalistas de producción constituyen aquella variedad de efectos y eventos que no se originan de las características estructurales inmodificables de un tipo de sociedad determinada (modo de producción), sino de las cambiantes fuerzas mutuas en la lucha de clases de las clases antagónicas, al interior de un mismo poder de clase. Por ejemplo, la explotación capitalista y la extracción de plusvalía es un determinante interno de las relaciones sociales en cada sociedad capitalista. El hecho de que nos ocupemos de una sociedad capitalista, sin embargo, no nos indica si la jornada laboral es de 12, 10 ó 7 horas, si el bienestar público está más o menos extendido, o si los sindicatos son fuertes o débiles, etc. Estas últimas relaciones pertenecen a la variedad de determinantes externos (externos a las relaciones estructurales que constituyen el modo capitalista de producción), las que pueden adoptar diferentes formas en diferentes países, o en distintas fases de una sociedad capitalista (Dumenil 1978, Althusser/ Balibar 1997).

Lo más importante en la elaboración de Marx es su análisis del modo en que estas dos formas de relaciones sociales se articulan entre sí. El mostró claramente que los determinantes externos no constituyen ninguna violación de las leyes económicas derivadas de los determinantes internos, ni tampoco actúan restrictivamente o en contradicción a estas leyes. Su acción, por ende, está mediada por las “leyes económicas”. Para mencionar el ejemplo más característico del Volumen I de El Capital, la formación del valor de la fuerza de trabajo no es el resultado de dos factores independientes actuando por separado uno de otro- a saber, el tiempo de trabajo socialmente necesario para la producción de los medios de subsistencia de los trabajadores por un lado, y la fuerza política o sindical, históricamente concreta, de la clase trabajadora, por otro lado.

Estos dos factores no producen ningún resultado por separado que pueda ser sumado o anulado mutuamente. Las relaciones externas a la ley (los resultados concretos de la lucha de clases) actúan por medio de las necesarias relaciones internas. El fortalecimiento de la clase trabajadora causa un incremento del tiempo laboral socialmente necesario y, por lo tanto, un incremento del valor de la fuerza de trabajo (Ioakimoglou & Milios 1993).

La presentación del concepto de sobreproducción de capital (sobre-acumulación) deberá basarse, consecuentemente, en la distinción entre determinantes necesarios internos, por un lado (los cuales constituyen elementos de las leyes económicas), y determinantes externos del proceso de producción, por otra parte.

3. El concepto de sobreproducción absoluta y la tasa de ganancia

El punto crucial en el análisis de Marx acerca de la sobreproducción de capital es la definición de “sobreproducción absoluta”. Puede ser considerada como un tipo de definición preliminar que posibilitará luego llegar a la definición de “sobreproducción relativa”.[iv]  [Ahora bien, la sobreproducción de capital no es nunca idéntica a la que consideramos aquí, pero, comparada con ella, es sólo relativa] La sobreproducción absoluta se refiere a una situación límite, que permite a Marx formular una definición clara y comprensible. (En este punto, Marx adopta una metodología común en las ciencias naturales, por ejemplo, la “definición límite” de los “gases ideales”) Vayamos ahora a la definición de Marx:

“Habrá una sobreproducción absoluta de capital tan pronto como no pueda emplearse más capital adicional para los propósitos de producción capitalista. Pero el propósito de la producción capitalista es la valorización del capital, por ejemplo, la apropiación del excedente de trabajo, la producción de plusvalía, de ganancia. Por lo tanto, cuando el capital haya crecido en tal proporción con respecto a la población laboral que ni el tiempo laboral que esta población trabajadora proporcione ni su relativo valor laboral excedente puedan ser aumentados (el ϊltimo no podría serlo de ningún modo en una situación en la que la demanda laboral fuera tan fuerte, y donde hubiera una tendencia de los salarios a elevarse), donde, por lo tanto, el capital expandido produzca solo la misma masa de plusvalía que antes, entonces, habrá una sobreproducción absoluta de capital; por ejemplo: el incrementado C+ΔC no producirá más ganancia, o incluso producirá menos ganancia que la producida por el capital C antes de incrementarse por ΔC. En ambos casos habrá una súbita y acentuada caída de la tasa general de ganancia, pero ahora en función de un cambio en la composición de capital que no se deberá a un desarrollo de la productividad, sino a un incremento del valor del dinero de la variable capital a cuenta de mayores salarios y en correspondencia con una declinación de la proporción de trabajo excedente con respecto al trabajo necesario” (Marx 1991, p. 360).[v]

Primero debemos efectuar una distinción en la definición anterior.

En esta situación, de sobreproducción absoluta de capital, la caída de la tasa de ganancia no es el resultado de un desarrollo de la capacidad productiva de la fuerza laboral (con un subsiguiente incremento de la composición orgánica de capital- a mayor tasa que el incremento de la tasa de plusvalía). Esta argumentación se relaciona con el hecho de que en secciones previas del Volumen III de El Capital, (MEGA II, 4.2, p. 285-324), Marx formuló y analizó la ley de la tendencia a la caída de la tasa de ganancia como un resultado ceteris-paribus derivado del desarrollo de la capacidad productiva de la fuerza laboral- bajo el presupuesto de que la composición técnica del capital se incrementa más rápido que la productividad del trabajo.

En la definición de sobreproducción absoluta Marx deja en claro que se refiere a la caída de la tasa de ganancia determinada por otros factores que los involucrados en el caso de la ley de tendencia a la caída. En el caso de la sobreproducción absoluta, es la “declinación de la proporción de excedente de trabajo a trabajo necesario“ [„Abnahme im Verhaltnis der Surplusarbeit zu der im variablen Capital vergegenst andlichen Arbeit“ (op.cit.)]. En otras palabras, el factor determinante de la caída de la tasa de ganancia es ahora la disminución de la tasa de plusvalía. 

Por razones derivadas de la historia de los trabajadores y de los movimientos comunistas, esta argumentación marxista no ha sido considerada seriamente por los marxistas, quienes tienden a pensar que toda caída de la tasa de ganancia es el resultado de un incremento de la composición de valor (orgánica) del capital. Más aún, muchos marxistas consideran cada incremento de la composición de valor (orgánica) del capital como resultado del aumento de la productividad laboral debida a cambios técnicos (ley de la tendencia a la caída). Sin embargo, como discutiremos luego, Marx considera a la composición de valor (orgánica) del capital como dependiente también de otros factores („Oekonomie in Anwendung des constanten Capitals“, „Preiuschwankungen des Rohmaterials“, MEGA II, 4.2, S. 110-178- Marx 1991, Ch. 5 & 6, pp. 170-234).

En cualquier caso, es evidente que la tasa de ganancia depende de dos “variables“: la tasa de plusvalía por un lado, y la composición de valor del capital por otro. Debemos observar en este punto que Marx parece tomar en cuenta sólo la tasa de plusvalía, o sea la relación entre trabajo excedente y trabajo necesario. Sin embargo, este análisis “unilateral“ no se debe a una omisión o a un error teórico. Se relaciona con la aplicación de un método analítico ampliamente utilizado en las ciencias naturales y bien conocido por Marx. Este método es el estudio de los cambios de una cantidad específica bajo la influencia de los cambios en otra cantidad, aceptando que todos los demás factores permanezcan constantes. La definición de sobreproducción de capital le permite a Marx estudiar la influencia de cambios en la tasa de plusvalía (por ejemplo, la tasa de explotación de los trabajadores por el capital) sobre la tasa de ganancia, mientras todos los otros factores, incluyendo la composición de valor (orgánica) del capital, permanecen constantes.

La pregunta que aparece ahora es: de qué modo Marx estudia el efecto combinado de la composición de valor (orgánica) –que no depende sólo del incremento de la productividad laboral debida a cambios tecnológicos- y la tasa de plusvalía en la tasa de ganancia? Si consideramos la tasa de ganancia como la variable dependiente (R), entonces la tasa de explotación (m/v) y la composición de valor (orgánica) del capital (C/v) serán las variables independientes, de acuerdo con la siguiente fórmula:

           m                  m/v
R= ——– = ————– (1)
         C+v              (C/v)+1

Donde m representa plusvalía, v la parte variable del capital (valor de la fuerza de trabajo), y C al capital constante (valor de los medios de producción); m/v es entonces la tasa de explotación (tasa de plusvalía).

Como mencionamos, Marx estudia la influencia de (m/v) sobre R considerando (C/v) una cantidad constante (MEGA II 4.2, pp. 324-340, o en la sección 3, capítulo 15 del Volumen III, editado por Engels, Marx 1991, MEW 25), cuando define la sobre-acumulación. Por el contrario, cuando estudia la “naturaleza de la ley” de tendencia a la caída de la tasa de ganancia (MEGA II, pp. 285-301, o capítulo 13 de Marx 1991- MEW 25), considera inicialmente a (m/v) como una cantidad constante. Por lo tanto, pareciera que estudia sucesivamente la influencia de las variables independientes sobre la dependiente, en un esfuerzo de cubrir todos los casos posibles y factores que determinan el cambio de la variable dependiente.

Sin embargo, en el último caso (la “naturaleza de la ley” de tendencia a la caída de la tasa de ganancia), sólo considera cambios en C/v debidos a los cambios tecnológicos. Además, su primera hipótesis acerca de que un incremento de la demanda laboral debido a la acumulación de capital (Sobald also das gewachsne Capital in einem Verhältniss gewachsen wäre, zur Arbeiterbevölkerung, das…”- en la medida que el capital ha crecido en tal proporción a la población laboral que…, op.cit.) llevará a una caída de la tasa de plusvalía y, subsecuentemente, a la caída de la tasa de ganancia y la sobreacumulación de capital (absoluto), es también unilateral: Su argumento referido a los cambios en la tasa de plusvalía, dice que se debe a la falta de trabajadores adicionales (muy baja tasa de desempleo) y a un consiguiente incremento de los salarios reales. Sin embargo, la tasa de plusvalía depende también de otros factores, que Marx no parecesentirse obligado a explicar. El tiempo laboral absoluto, por un lado, no depende exclusivamente del número de trabajadores, sino también de la duración de la jornada laboral. Por otra parte, el tiempo laboral relativo (es decir, la tasa de explotación) no sólo depende de los salarios, sino, además, del incremento de la productividad laboral. Estas “omisiones” de Karl Marx concernientes a la definición de sobreacumulación de capital pueden ser explicadas del siguiente modo:

    • La longitud de la jornada laboral es puramente una relación externa con respecto a los determinantes económicos internos analizados,como explicamos antes.
    • La productividad laboral es considerada como un factor inmodificable, tal como la composición de valor (orgánica) del capital.

Por lo tanto, no nos hallamos ante omisiones en los análisis de Marx, sino ante su método científico de abstracción. La ley económica no se refiere a las relaciones capitalistas concretas en una sociedad dada. Se refiere a su “esencia”, o elementos inherentes a su estructura específica, habiendo excluido:

a) Todos los múltiples determinantes externos, que ocurren de unmodo u otro, y dependen de las cambiantes coyunturas económicas, sociales y políticas de una sociedad determinada, pudiendo, incluso, no existir.

b) Todos los determinantes que se consideran temporariamente constantes, por lo que los efectos de cada “variable independiente” sobre la “variable dependiente” se tornan aparentes por separado.

Resulta obvio, por ejemplo, que en el caso de un análisis concreto de una realidad concreta, las hipótesis de una productividad laboral constante o composición de valor del capital, deben ser abandonadas. Esto significa que cuando la caída de la tasa de explotación es compensada por una mayor caída de la composición de valor del capital, la tasa de ganancia subirá en lugar de caer.

Debemos hacer ahora la siguiente pregunta: ¿En qué circunstancias un cambio en la tasa de explotación (como Marx lo describe en Drittes Kapitel, [sección 3, capítulo 15], Volumen III de El Capital, MEGA II, 4.2, p. 324-340) conduce a una caída de la tasa de ganancia y a una crisis económica? Marx se ocupó de este problema en una sección del Volumen III de El Capital, la que precede a la formulación de la ley de la tendencia a la caída de la tasa de ganancia.

4. Factores que afectan la composición de valor (orgánica) del capital

Permítasenos seguir la metodología de Karl Marx. Esta vez consideraremos a la tasa de plusvalía (m/v) como una cantidad constante, y nos ocuparemos de la relación entre la composición de valor (C/v) del capital y la tasa de ganancia (R). Uno puede argumentar que este problema ha sido tratado y resuelto por Marx principalmente en Drittes Kapitel del Volumen III de El Capital (MEGA II, 2.2, pp. 285-324- o en la parte 3 del Volumen III como fue editado por Engels, y, más precisamente, en el capítulo 13). Aquí el se ocupa de la famosa ley de la tendencia a la caída de la tasa de ganancia, sosteniendo que el aumento de la fuerza productiva , debido a las innovaciones tecnológicas, ocasiona (bajo ciertos presupuestos) un incremento de la composición orgánica (valor) del capital y una subsecuente disminución de la tasa de ganancia. Sin embargo, la composición de valor del capital depende de una serie de factores, además del cambio tecnológico, que son considerados aquí (Drittes Kapitel) como cantidades constantes. Por esta razón, nuestros análisis enfocará su atención en Erstes Kapitel del Volumen III de El Capital (parte 1,-capítulos 1-7).

Dejémonos guiar por la siguiente relación:

  C        C        Y       C      (m+v)       C          m
—- = — * —- = — * ——- = —- * (— + 1), (2)
  v        Y        v        Y          v           Y          v

Lo que significa que:

                       m/v
R = ———————— (3)
             C/Y[(m/v)+1]+1

Donde Y es el producto neto, es decir, la suma de plusvalía y valor de la fuerza de trabajo (capital variable).

La relación anterior (2) muestra que los factores que influyen en la composición de valor (orgánica) del capital (C/v) pueden ser analizados por los factores que influyen sobre la tasa de plusvalía (m/v) por un lado, y aquellos que influyen sobre la cantidad (C/Y), por otro lado.[vi] Esta última cantidad expresa el valor del capital constante que es necesario para la producción de una unidad de producto. El aumento o decremento de esta cantidad ilustra, por ende, la aptitud de los capitalistas para gastar o economizar en capital constante (o para comprarlo a precios favorables). El mismo Marx le dedicó a este tema una parte significativa de sus análisis (“Oekonomie in Anwendung des constanten Capitals”, y también “Preisschwankungen des Rohmaterials”, “Freisetzung und Bindung, Wertsteigerung und Entwertung von Capital”” MEGA II, 4.2, S. 110-207- capítulos 5 y 6 de la versión del Volumen III editada por Engels).[vii] En esta parte del texto de Marx encontramos la enumeración de todos los factores relacionados con la capacidad de los capitalistas de economizar sobre el capital constante, o bajar su precio.

Una vez más, Karl Marx utiliza el método de abstracción que describimos previamente. El considera que la plusvalía es una tasa “dada” (es decir, constante), lo que “constituye una hipótesis necesaria, si vamos a investigar la situación en su forma pura” (Marx 1981, p. 171, p. 200)[viii].

El luego describe los factores que aseguran o restringen la economía en el uso del capital constante.

Más precisamente, los factores que afectan la composición de valor del capital pueden ser clasificados en las siguientes categorías:

A) Aquellos factores relacionados con el tiempo e intensidad de uso de los medios de producción, con una determinada tecnología de producción y composición técnica del capital:

– Prolongación de la jornada laboral o del año laboral:

“El volumen de capital fijo (edificios de fábricas, máquinas, etc.) permanece igual, ya sea que el trabajo continúe durante 16 horas o 12. La prolongación de la jornada laboral no requiere nuevos gastos en esto, la fracción más cara del capital constante”. (Marx 1991, pág. 170). [ix]

– Economía en las condiciones de trabajo a expensas de los trabajadores:

“El carácter antitético y contradictorio del modo capitalista de producción lo lleva a contabilizar el despilfarro de la vida y la salud de los trabajadores, y la depresión de sus condiciones de existencia, como una economía en el uso del capital constante, y, por ende, un medio de aumentar la tasa de ganancia” (Marx 1991, p. 179). [x]

B) Aquellos factores relacionados con las habilidades y concentración del colectivo de trabajadores, o, en otros términos, con la posibilidad de incrementar la productividad laboral sin ningún cambio en la composición técnica del capital – o el status tecnológico del proceso productivo:

–Trabajo combinado socialmente (concentración y cooperación de los trabajadores, carácter social del trabajo):

“Con la concentración de obreros y su cooperación en gran escala, el capital constante efectúa ahorros. Los mismos edificios y equipos de calefacción e iluminación, etc. Cuestan relativamente menos para la producción en gran escala que en pequeña escala. Lo mismo vale para la energía y las maquinarias. Incluso si su valor aumenta absolutamente, cae relativamente en relación con el incremento de la producción y la cantidad de capital variable o la masa de poder- laboral puesto en acción. La economía que un capital efectúa en su propia rama de producción consiste, primero y directamente, en economizar en trabajo, p.e. reduciendo el pago de sus propios trabajadores; la economía mencionada previamente, sin embargo, consiste en la mayor apropiación posible de trabajo ajeno impago del mod más económico; p.e. operando a una escala dada de producción con los más bajos costos posibles “ (Marx 1991, p. 175). [xi]

Continuará…


[i]Ueberproduction von Capital (= Plethora von Capital), nicht von einzelnen Waaren, (obgleich Ueberproduction von Capital stets Ueberproduction von Waaren einschlieβt) heiίt doch weiter nichts als Ueberaccumulation von Capital“ (MEGA II, 4.2, p. 325).

[ii] „Aber es werden zu viel Arbeitsmittel und Lebensmittel periodisch producirt um sie als Exploitationsmittel der Arbeiter zu einer gewissen Rate des Profits functioniren zu lassen“ (MEGA II, 4.2, p. 332).

[iii] „Crisen sind immer nur momentane Lösungen der vorhandenen Widerspürche und gewaltsame Eruptionen, um das gestörte Gleichgewicht wieder herzustellen“ (MEGA II, 4.2, p. 323).

[iv] “Die wirkliche Ueberproduction von Capital nun ist nie identisch mit der hier betrachteten, sondern ist gegen sie betrachtet nur eine relative” (MEGA, II, 4.2, p. 329).

[v] “Es wäre eine absolute Ueberproduction von Capital vorhanden, sobald das zusätzliche Capital vor den Zweck der capitalistischen Production = 0. Der Zweck der capitalistischen Production ist aber Verwerthung des Kapitals, d.h. Production von Mehrwert, von Profit, Aneignung von Surplusarbeit. Sobald also das gewachsne Capital in einem Verhältniβ gewachsen wäre, zur Arbeiterbevölkerung, daί weder die absolute Arbeitszeit, die diese Bevölkerung liefert, ausgedehnt, noch die relative Surpluszeit erweitert werden könnte (das letzte wäre ohnehin nicht thubar, in einem Fall, wo die Nachfrage nach Arbeit so groί, also Tendenz zum Steigen der Löhne), also das gewachsne Capital nur ebenso viel oder selbst weniger Mehrwerth – wir sprechen hier von der absoluten Masse, nicht von der Rate des Profits — producirte, als das Capital vor seinem Wachstum, so fände eine absolute Ueberproduction von Capital statt. D.h. das ursprüngliche C + ΔC producirte nur P (wenn dies die Summe des von C producirten Profits) oder gar P – x. In beidn Fällen fände auch ein starker und plötzlicher Fall der allgemeinen Profitrate statt, dießmal wegen eines change in der Zusammensetzung des Capitals, der nicht der Entwicklung der Productivkraft geschuldet, sondern einem Steigen im Geldwerth des variablen Capitals und ihrer entsprechenden Abnahme im Verhältnis der Surplusarbeit zu der im variablen Capital vergegenständlichten Arbeit“ (MEGA II, 4.2, 325-326).

[vi] Un cambio en el factor C/Y puede ser resultado de ya sea un cambio en (Y/N) o/y en (C/N), dado que: C/Y= (C/N)(N/Y), donde N es el número de trabajadores, (Y/N) es la “Productividad laboral aparente”, asumiendo que la magnitud del año laboral es constante, y (C/N) es la “intensidad del capital”.

[vii] “Economía en el uso del capital constante” y “El efecto de los cambios en los precios”, (Marx 1991, pp. 170-234).

[viii] “Bei dieser Untersuchung (…) gehn wir davon aus, daί Mehrwerth und Rate des Mehrwerths gegeben ist”(MEGA II 4.2, 1110-11). “Es wird in diesem Paragraphen, wie in dem frόhern, vorausgesetzt der Mehrweth als constante; jedenfalls vorausgesetzt, daί Kein Wechsel in der Rate des Mehrweths stattfindet. Diese Voraussetzung nfthig, un den Fall in seiner Reinheit zu untersuchen” (MEGA, II 4.2,164).

[ix] „Der Umfang des Theils des constanten Capitals, der aus fixem Capital besteht, bleibt derselbe, z.B. Fabrikgebäude, Maschinerie u.s.w., ob 16 oder 12 Stunden damit gearbeitet wird. Die Verlängerung des Arbeitstags erheischt keine neue Auslage in diesem, dem kostbarsten Theil des constanten Kapitals“ (MEGA II, 4.2., S. 111).

[x] „Ihrer widersprechenden und gegensätzlichen Natur nach geht die capitalistische Productionsweise dazu fort, die Verschwendung mit dem Leben, der Gesundheit des Arbeiters, die Depression seiner Existenzbedingungen selbst zur Oekonomie in der Anwendung des constante Capitals zu zählen und so als Mittel zur Erhöhung der Profitrate“ (MEGA II, 4.2., S. 120).

[xi] „Durch die Concentration der Arbeiter und ihre Cooperation auf grosser Stufenleiter wird einerseits constantes Capital gespart. Dieselben Baulichkeiten, Heitzung, Beleuchtung u.s.w. kosten weniger verhältniίmassig, wenn auf grosser als wenn auf kleiner Productionsstufe angewandt. Ebenso wächst die Kost eines Theils der Maschinerie etc, z. B. Dampfkessel steigt nicht im Verhältniß ihrer Pferdekraft. Obgleich ihr absoluter Werth steigt, fällt ihr relativer, im Verhaltniß zu der Stufenleiter der Production und der Grösse des variablen Capitals, das in Bewegung gesetzt oder der Masse der Arbeitskraft, die exploitirt wird. Die Oekonomie, die ein Capital in seinem eignen Productionszweig, z. B. der
Spinnerei anwendet, beruht direkt auf Oekonomie der Arbeit, d. h. möglichst wenig bezahlte Arbeit seiner eignen Arbeiter; die eben erwähnte Oekonomie beruht dagegen darauf, diese möglichst größte Aneignung fremder unbezahlter Arbeit in der möglichst ökonomischen Weise, d. h. auf der gegebnen Stufenleiter mit den möglichst geringen Kosten zu bewerkstelligen“ (MEGA II, 4.2, S. 116-117).

Esta entrada fue publicada en Temas marxistas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s