¿CRISIS INSTITUCIONAL O SOCIAL?

Voltairine de CleyreLa fuerza de trabajo que requiere el capital para producir es variable en función de sus necesidades (que no de las nuestras como clase social). Pero, sin rechazar el Derecho al Voto, votemos o no, al capital se la truja… Esta afirmación puede comprobarse en los “elevadísimos” niveles de participación en las elecciones gringoyanquis (que no alcanzan un triste 60% hinchado), o en las encuestas de intención de voto de por aquí, en las que ya se registra una abstención del 45% y subiendo (Metroscopia, febrero de 2013).

Sin embargo, si paramos SU producción, la cosa empieza a picarle al sistema capitalista. Por no decir que le revienta todo el tinglao… Conclusión: Sin abandonar la lucha electoral, hay que pelear en la calle, en la sociedad, porque es el lugar donde este atroz montaje capitalista y antihumano puede transformarse en un Mundo nuevo y más justo.

Esta entrada fue publicada en Actualidad y Reflexiones y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s