Lo advertimos, estúpidos, lo advertimos

¡Lo advertimos, estúpidos, lo advertimos!, dan ganas de gritarles a todos aquellos que hace poco tiempo loaban el modelo de construcción europea imperante y hoy, se rasgan las vestiduras proeuropeas. Nos explicaremos.

En 1992 se firmó el Tratado de la Unión Europea (más conocido por el nombre de la ciudad donde se firmó: Maastricht) y podemos afirmar sin rubor “que de aquellos polvos, vienieron estos lodos”, ya que con ese Tratado lo que se pretendía entronizar era el mercado, elevar a categoría constitucional índices como el déficit público, porque los criterios de convergencia solo servían para instaurar una moneda única, que limitaba el margen de maniobra de los Estados miembros, que no tenía en cuenta cuestiones como las desigualdades sociales o el desempleo, y que además carecía de una estructura política, con un Parlamento de carácter testimonial. En aquellos tiempos, solo unos pocos plantearon críticas. Entre ellos IU, representada por su coordinador general Julio Anguita, no sin una fuerte oposición interna (podemos recordar las declaraciones de Cristina Alemida o Diego López Garrido cuando defendían que Maastricht supondría “un escenario nuevo que traería la prosperidad a un mundo en el que acababa de caer el muro de Berlín y en el que la lucha de clases ya no tenía razón de ser”).

Ese discurso fue tachado entonces  por parte del PP y del PSOE, de antieuropeismo; Anguita, de iluminado, visionario y unas cuantas lindezas más por la prensa moderna. Hoy, casi veinte años después, desgraciadamente los hechos nos han dado la razón. Y para ver con nuestros propios ojos “las herejías” que proclamaba Anguita, hemos acudido a la hemerotecas. Juzguen ustedes lo que se dijo y lo que está ocurriendo:

El País – 12/06/1997

Julio Anguita alerta contra el paro que generará la Europa de Maastricht

Maastricht, la imposibilidad de la moneda única, la incapacidad de Europa -y de España- para crear empleo y, por contra, el crecimiento del paro que provocará la construción europea, fueron los ejes sobre los que giró la intervención del coordinador general de IU, Julio Anguita.

Reocities – Junio 1997. Entrevista

P. ¿Se podría tachar el Tratado de Maastricht como de anticonstitucional?

R. Yo diría más bien que el Tratado de Maastricht pone en cuestión avances sociales fundamentales, pone en cuestión al antiguo estado del bienestar y pone en cuestión, por fin, a los contenidos más progresistas de nuestra Constitución. Es la agresión más importante, Maastricht, que hemos sufrido los trabajadores, cuyas consecuencias, que ya se ven en su faz más cruda, aun están por llegar: privatizaciones, regresión fiscal, desequilibrio territorial y derechos sociales.

El Mundo – 27 /02/1996

 Anguita exige un referéndum porque Maastricht agrede a la Constitución

En opinión del dirigente de la coalición de izquierda, desde distintas instancias (habló del Bundesbank, del gobernador del Banco de España, etc.) se pretende «entronizar el mercado», elevar a categoría constitucional índices como el déficit público y eso, según Anguita, se está haciendo por la vía de los hechos. «Maastricht -añadió el coordinador general de Izquierda Unida- es una reforma constitucional encubierta».

(…)

En este sentido, dibujó un panorama oscuro y no muy lejano en el tiempo. «Esta va a ser la primera generación que va a vivir peor que sus padres», advirtió a la vez que aludía a situaciones propias de siglos anteriores como niños en el tajo de trabajo, recortes en las pensiones y en los subsidios, contratos sin derecho a subsidios o Seguridad Social, etc.

Julio Anguita también expresó su convencimiento de que Maastricht no sirve para construir Europa, sino para destruirla, porque Europa no se hace sólo con mercado y moneda única, sino con una fiscalidad común, con un presupuesto común, con una política exterior y de defensa común.

Diario de Córdoba – 23/05/2004

Anguita dice que el borrador de la Constitución implica precariedad

El ex coordinador general de IU, Julio Anguita, mostró ayer su rechazo al borrador de la futura Constitución europea. Lo hizo en unas jornadas en las que expuso que “es la culminación del proceso de Maastricht, que ha supuesto el famoso pacto de estabilidad, de déficit cero, que ha incidido en las políticas sociales y que abre la puerta, según los textos de la Constitución, a reformas del mercado laboral”. Dijo “que se expresa cuando se habla de una economía de mercado de alta competitividad, en España es sinónimo de regulación del mercado laboral, de abaratamiento de costes de producción, de rebaja de salarios y haciendo el empleo más precario”.

El Mundo – 16/05/1994

Maastricht está destruyendo Europa y el tiempo nos está dando la razón

Si ya en 1994 el tiempo estaba poniendo a cada cual en su lugar, ¡qué decir 18 años después tal y como se encuentra Europa!.

Esta entrada fue publicada en Actualidad y Reflexiones y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s