Antología de cartas recibidas

Amigas/os marxistas entramos en una nueva estación, el otoño y esperamos y confiamos que sea caliente, no por el calentamiento global del planeta, si no por la respuesta social a la guerra abierta sin cuartel que nos ha montado el capital.

La entrada de hoy es un poco atípica y agridulce.

Atípica porque recogemos la selección de cartas que algunos adscritos/as enviaron  al Taller original (el que organizó la agrupación del PCMadrid “Marx Madera”). Como os hemos explicado en otras ocasiones existen en el blog diferentes maneras de hacer llegar vuestras opiniones, críticas, aportaciones, insultos…etc. como son a través de los comentarios, en el foro…etc.

Agridulce cual plato de la cocina oriental porque con esta antología finalizamos el taller de lectura de El Capital, Marx desde cero. Esto significa simplemente que no van a haber más entregas de material del taller (sabemos que existió un cuarto bloque pero no disponemos de ninguna copia ni hemos podido acceder). Con independencia de esto, la lectura de El Capital y los comentarios relativos siempre van a estar presentes en el blog, aunque iniciemos nuevos talleres. Triste también porque después de muchos años de estar, de organizar, de luchar, de resistir, de enseñar, de compartir…, la mítica agrupación del PCE de Madrid, Marx Madera cierra. Junto a las diferentes actividades organizadas como despedida, también habrá un mercadillo solidario. Desde este blog hacemos un llamamiento a todas/os aquellas que podáis rendir el último homenaje a las gentes de Marx Madera os acerquéis por allí.

ANTOLOGIA DE CARTAS RECIBIDAS

A continuación os ofrecemos una selección de la correspondencia recibida por la coordinación del Taller. Algunas de las críticas y cuestiones planteadas nos han llegado cuando ya estaban cerrados los contenidos de esta entrega. Sin embargo, las publicamos para que, en cierta manera Marx desde cero las tenga muy presentes. Os animamos a que propongáis textos, elaboréis respuestas o contribuyáis a la discusión como mejor os parezca. En todo caso, en la próxima entrega intentaremos recoger al menos parte de lo que se nos ha quedado en el tintero en esta tercera tanda de materiales didácticos. Por otro lado, algunas de las cartas que os mostramos han recibido ya intentos de respuesta personalizada.

 

Os escribo, aunque lo que tengo que hacer no es exactamente una consulta. Aún no lo tengo tan claro como para eso, es más bien como liberación. Pues cada vez que intento comentar El Capital con alguien huyen de mí como de la peste.

He comenzado a leer El Capital, como recomendáis, por la sección Segunda. Desde luego lo que me resulta más difícil es la parte de la plusvalía. Es bastante más difícil que de lo que en principio parece. Tengo la intención, aunque lo estoy leyendo con la máxima atención, de leerlo de nuevo empezando por el principio. ¡Esto tiene mucho tomate! muchas notas, mucha bibliografía. Las notas en inglés no siempre están traducidas, las de francés ídem. Esto encierra una dificultad añadida, aunque no sea determinante.

Esto sí es una consulta: es un poco irónico Carlos Marx, ¿no? Estoy impresionada. He hecho un alto para decirlo. Voy por la página 144 del Tomo III, libro 1. Todo esto creo que se está dando ahora: el ejército industrial de reserva (los parados), la presión que los desocupados ejercen sobre los que tenemos trabajo, el empresario que aprovecha la situación para que nos afanemos más y más tiempo por menos sueldo. Algunas cosas las veo idénticas.

Cecilia B.  Olías del Rey (Toledo).

 —————————–

Desearíamos saber qué dice la filosofía marxista en los temas de pacifismo, ecologismo, feminismo, revolución, lucha armada, democracia burguesa, pluripartidismo. etc.

Igualmente, quisiéramos que nos explicarais cómo se crean la I, II y III Internacional. ¿Quién las constituye? ¿Qué pasos han seguido hasta hoy en día? Por último, nos referimos a los días 8 de mayo día de la mujer trabajadora y al 1 de mayo día internacional del proletariado. Queremos algunos datos de esos dos días de reivindicación obrera, quién los declara y por qué se eligieron los casos ocurridos en EE UU. ¿Es que no mataban a trabajadores/as en otros países?

 Colectivo del taller Marx desde cero de las localidades de La Solana y Argamasilla de Alba (Ciudad Real).

 ———————-

Los dirigentes de la desaparecida URSS, ¿pusieron en práctica la teoría o filosofía marxista? En qué campos o áreas actuaron como marxistas, en cuáles no y en líneas generales el porqué de la supuesta debacle de ese gran pueblo.

Si como todos sabemos, con los medios técnicos actuales se podría reducir la esclavitud que supone la pérdida de tiempo y vida trabajando, ¿por qué algunas organizaciones de izquierdas pseudomarxistas defienden y alinean a los trabajadores en esta sociedad capitalista a defender la idea de reducción de jornada igual a reducción de salario, cuando siempre se ha defendido trabajar lo menos posible manteniendo unos niveles de vida lo más aceptables posible?

Si la filosofía marxista se contrapone radicalmente al sistema capitalista, ¿un partido marxista no legitima y confunde a los trabajadores al participar plenamente en los órganos capitalistas como Congreso, Senado, comunidades autónomas, etc.? ¿Por qué no sería más rentable y efectivo la lucha y organización en la calle?

 El camino de perfección de la defensa material del sistema capitalista ha llevado a una gran mayoría del pueblo trabajador a la trampa de deseo de ”PAZ” -pacifismo, MOC, insumisión- y por último a desear un ejército voluntario y profesional, con todo lo que ello conlleva de perfeccionamiento en la defensa del capitalismo y en la represión de los que estamos en contra. ¿Qué opinan los estudios marxistas sobre la violencia, los ejércitos profesionales? ¿Si no nos entrenamos para el inevitable momento del enfrentamiento armado, qué hacemos?

Colectivo del taller Marx desde cero de las localidades de La Solana y Argamasilla de Alba (Ciudad Real).

—————————-

Todo el que vive en una sociedad capitalista, ¿es capitalista? ¿Ylos proletarios?

* Proletario: ¿existe el proletario hoy en día? Diferencia entre trabajador yproletario

*Burguesía: ¿existe hoy en día la burguesía?, ¿Los trabajadores son burgueses?

¿Corresponde clase media a burguesía?

* ¿Existe la lucha de clases? ¿O la lucha por el dinero” ¿Un obrero lucha para que sus iguales tengan lo mismo o para él tener más?

* ¿De verdad vivimos hoy en día en el imperialismo? ¿Quién es el emperador?

Paco O. Madrid.

 —————————————

Sugerencias telefónicas: leer a Noam Chomsky, Fontana, Cipolla. Se podría hacer algo sobre las aportaciones del marxismo a la cultura y a la estética: estudiar a Walter Benjamin y Adorno.

Marisa M. Madrid.

——————————–

Mi problema es el siguiente: en el texto Manual Económico de Lapidus y Ostrovitianov, Primera Entrega de Marx desde cero se explica de una forma acertadísima los factores que determinan la formación de los precios de las mercancías. La conclusión a la que se llega es que son los costes de producción de dicha mercancía los que determinan el nivel en torno al que oscilan los precios, a su vez, en estos costes de producción se han de tener en cuenta por un lado los costes materiales y por otro lado los costes del trabajo empleado en la producción de dicha mercancía. Esto no acaba aquí, pues los costes materiales de los que hemos hablado los explicaremos a través de los costes de producción de dichos materiales que a su vez tendremos que dividir en costes de trabajo y costes materiales, y así seguiremos hasta que lleguemos a un punto en el que los costes materiales desaparezcan en tanto que los materiales los cogeremos directamente de la naturaleza, quedando únicamente los costes de trabajo (el valor de trabajo o valor intrínseco de la mercancía) como factor determinante del nivel de los precios de las mercancías.

Hasta aquí, y aunque no lo haya conseguido explicar muy bien, creo comprenderlo. La duda que tengo es qué pasa con los impuestos que una empresa está obligada a pagar (como el impuesto de sociedades) o lo que paga por las instalaciones donde se realiza la producción, etc., que también han de tenerse en cuenta en los costes de producción de un producto ¿Dentro de la división entre costes materiales y costes de trabajo, ¿dónde los situaremos? Si son parte de los costes materiales, ¿cómo reduciremos los costes de producción únicamente a los costes de trabajo si los impuestos están siempre presentes y no podemos acabar extrayéndolos de la  naturaleza como el carbón, etc.?

Alberto R. S. Móstoles (Madrid).

————————————–

Tres sugerencias sobre el trabajo de los textos:

1. Una primera de carácter epistemológico y de método.

A pesar de que ya habéis introducido un texto de Althusser en esta línea (extracto de la Defensa tesis), sería conveniente insistir en algo que debe ser primordial a la hora de enfrentarse a la lectura de El capital, y que se puede sintetizar en: ‘Profundizar en lo que consistiría una posición (punto de vista) obrero en teoría, en la lectura de El capital. Esto implicaría el reconocimiento de la centralidad de la lucha de clases, no sólo en la dinámica social, sino también en la teoría y la ciencia, como producto precisamente de ese mismo movimiento.

 “Contra el positivismo: trascender e1 nivel de lo directamente observable, de los hechos sociales para buscar las causas que los provocan. Esto ya lo habéis desarrollado magníficamente en Volver o pensar.

Por tanto, sería cuestión de insistir en estos aspectos como punto de partida parala lectura de El capital ycomprobar así la radical novedad (ruptura epistemológica) de la obra de Marx.

2. centrándonos ya en la lectura de El capital, resultaría interesante retomar de manera detenida aquellos pasajes de la obra (Libro 1, cap. 6. inédito. S. XXI) en los que Marx hipotetizará -con curioso acierto, como comprobamos hoy- sobre el paso de la subsunción formal a la subsunción real del trabajo en el capital: Sobre este aspecto han teorizado, desde diferentes ángulos, Negri, Albiac o A. Bilbao, entre otros. Sería un poco centrarse en lo de sujetos producidos y en lo del proceso de abstracción continua del (proceso) de trabajo, que tendría como resultado un nuevo sujeto social antagónico: el obrero-social.

3. Por último, resultaría especialmente útil e interesante el que proporcionaseis una bibliografía más extensa de autores y textos en la línea de lo que estáis haciendo con el material didáctico.

 M. Nieto F. Mutxamel (Alacant).

 ——————————-

Me parece interesante la programación de las jornadas, así copio la mayor parte de los ponentes e invitados, pero me gustaría haceros dos pequeñas críticas, constructivas (of course): ¿No pensáis que quizás falta algo sobre Marx (marxismo) y Nación (o nacionalismo… ), o algo así? A lo mejor ya lo habíais pensado, si es así, disculpad. Si no es así, espero que no siente mal la crítica y os animéis a tratar el tema. Creo que hay cosas interesantes publicadas sobre eso.

La otra es que me parece que falla un debate sobre “la aplicación diario de todas las cosas que pensamos y discutimos“. Título largo pero claro. Además de saber cómo funcionan las cosas, también es necesario saber discutir si son útiles y necesarias. ¿no?

 Igor L. Santiago de Compostela.

————————————————–

Como ya os comenté en una carta anterior, mi sorpresa inicial ante la selección de textos filosóficos.

Confieso que para mí han resultado una barrera infranqueable: y hasta cierto punto, un freno a la realización y envío de los ejercicios propuestos. Me explicaré a riesgo de ser pesado. Como estudiante de  bachillerato nunca me gustó la filosofía: NO ENTENDÍA NADA. Lo que no era obstáculo para sacar buenas notas (incluso sobresalientes).

En la Universidad, licenciatura de Física, la filosofía no existe: recuerdo que un grupo de alumnos intentamos convencer al decano para la introducción de alguna asignatura, o cursillo, de filosofía de la ciencia, topamos con el muro de la mecánica cuántica. Ni que decir tiene que no se hizo nada: con lo que nos quedamos sin saber nada, ni de filosofía ni de mecánica cuántica. Hasta que… por razones políticas, leí el primer libro de filosofía que me gustó -¿qué entendí?-: Materialismo y empirocriticismo del camarada Lenin. Primer libro (prohibido entonces en España) de Lenin al que pude echar el guante.

El caso es que de repente se me aclararon un montón de cosas. Por fin, de entre todos los filósofos y todas las filósofas se me clarificaron los hilos conductores centrales de las dos grandes ramas “idealista” y “materialista” en filosofía.  Alfin entendí (al menos eso creo), aunque muy tardíamente, algo.

Después he intentado leer-estudiar más filosofía y, francamente, no soy capaz de aguantar nada que no esté dentro de la Línea materialista (realista, para los que quieren desmarcarse del marxismo) y sus aledaños.

Así que me he convertido en un dogmático: basta que en el diccionario filosófico de la Editorial Progreso un filósofo sea tildado de, “idealista” o “representante de la burguesía” para que se me quiten las ganas de leerlo.

Sin embargo, debido a este curso me he tomado la molestia (literalmente ha sido una molestia en algunos casos) de leerme los extractos de las obras que adjuntabais. Y con motivo de la segunda entrega compré y leí los libros de Fernández Liria “Dejar de pensar” y Volver a pensar (este aspecto lo considero positivo) y volveré sobre ello más tarde.

Pongamos por ejemplo a Platón… O no entiendo lo que dice, o si lo entiendo, no me gusta Más aún, me disgustan muchas de las cosas que he leído y creo que otras son, lisa y llanamente, reaccionarias (al menos desde la perspectiva actual). No me extraña que fuera un filósofo apreciado por la burguesía y por los curas de entonces  y de ahora.

En un principio me pareció que la selección de textos iba enfocada a conocer al enemigo. Pero ahora, y, tras leer los libros mencionados de Fernández Liria y Alba, creo haber visto que no… lo que me ha llenado de confusión. ¿Un marxista neoplatónico? Posiblemente SIGO SIN ENTENDER NADA.

Naturalmente, nada más lejos de mi intención que polemizar con un catedrático de filosofia. No soy ni siquiera un amateur, ni siquiera un autodidacta, ni siquiera me gusta la filosofía especialmente. Quizás por eso no entiendo lo que me quieren decir Fernández Liria & Cia. en Volver a pensar cuando me hablan de Platón y sus ideas. Me gustan sus comentarios y posición frente a la sociedad actual 0, si se debe a su reinterpretación de Platón, bienvenida sea) pero a mí se me ha atragantado como los cursos de filosofía del bachillerato.

El resultado final de esta selección filosófica ha sido que me he vuelto a atascar en la filosofía, y aunque ya había leído El capital, pensaba volver a leerlo y no lo he hecho. De los textos seleccionados de Kant, prefiero no hablar, porque no podría decir nada: podría igualmente haber estado escritos en alemán.

No quiero aburriros (si no lo estáis ya) con más comentarios sobre otros textos seleccionados. Por supuesto, algunos me han parecido acertadísimos y me han güstado mucho.

Me imagino que la tarea de hacer un curso por correspondencia sobre Marx es un problema sin solución general. ¿Quiénes lo siguen?: ¿obreros, estudiantes de filosofía, de económicas, jóvenes o viejos comunistas, sindicalistas? ¿Cuáles son sus intereses y formación? Tras toda crítica debería haber alguna idea positiva, alguna sugerencia, alternativa… La verdad es que yo no me atrevería a tanto. Pero en la medida en que sirva, junto con otras sugerencias que hayáis recibido, a mí me gustaría en una posible continuación del curso lo siguiente:

1) Más Marx. Directamente (sin intermediarios).

2) Si ha de haber fundamentos filosóficos, que sean de filósofos materialistas. (Y si son de otra onda, que vengan con su crítica o los elementos necesarios para que el común de los mortales.

3) ¿Más economía?

Miguel A. G. Santander (Cantabria).

————————-

Deciros que la Segunda Entréga del curso me ha parecido mucho mejor y más equilibrada que la primera . Aún no tuve mucho tiempo de leer El capital que supongo es de lo que se trata, pero al menos con vuestras lecturas voy entendiendo un poco este capitalismo que nos mata. Algo que me extraño desde el principio es vuestra orientación descaradamente filosófica cuando se me ocurre quizás incluir más textos que abordasen a Marx desde la economía. Muy buen vuestra lectura del elogio de la pereza. Al respecto os mando en una fotocopia un cuento en el que un indigena yanomami se carga el solito toda la ideologia productivista-capitalista y además muy al estilo platónico.

Más cosas, tal vez se eche en falta un análisis en frio y en profundidad de las sociedades que existían en la URSS y los paises del Este. Ahora que se utilizan como ariete para machacar a la izquierda, aunque algunos, la mayoría los hayamos repudiado desde siempre. Realmente estaria bien el discutir qué pasó alli, que falló, que acertó. ¿Era eso algo que tuviera que ver con Marx? ¿Faltaba libertad o democracia? ¿Era no más que un engendro stalinista?

Por último, y teniendo en cuenta que mientras estudiaba la segunda entrega era la semana de las dimisiones, me puse a atar cabos y se me ocurrieron varias cuestiones: ¿Cuál es la relación, parece que fatal, entre el sistema económico capitalista y la corrupción? ¿O es más bien una caracteristica más del ser humano como se muestra en el ambiente corrupto que rodeaba a Platón en Siracusa cuando intentaba ayudar a Dion con  Dionisio y se encontraba con algo parecido a lo de Garzón en el PSOE de hoy?

Pablo P. C. Madrid.

(“Enzo, un rico comerciante de Puerto Ayacucho, visita a las comunidades indigenas del Alto Orinoco, y se

horroriza cuando ve a Orawe, indígena yanomami tumbado tranquilamente en su chinchorro, mascando tabaco).

– ¿Por que no sales a pescar?- le pregunta Enzo.

– Porque  ya he pescado bastante por hoy – le contesta Orowe.

¿Y por qué no pescas más de lo que necesitas? – insiste el comerciante.

– ¿Y que iba a hacer con ello? – pregunta a su vez el indigena.

– Ganarías más dinero. De ese modo podrías poner un motor fueraborda en tu canoa. Entonces podrias llegar más lejos en el rio y pescar más peces. Y así ganarias lo suficiente para comprarte una red de nylon. con lo que obtendrias más pescado y más dinero. Pronto ganarías para tener dos canoas y hasta dos motores y más rápidos… Entonces serás rico. como yo.

– ¿Y qué haria entonces? – preguntó de nuevo el indigena.

– Podrías sentarte y disfrutar de la vida – respondió el comerciante.

– ¿Y qué crees que estoy haciendo en este preciso momento? – respondió satisfecho el indio Orawe. “

Cuento de Tony de Mello, seleccionado por Pablo P. C. Madrid.

Esta entrada fue publicada en Taller "Marx desde cero" y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s