Nota desde la coordinación. Septiembre 2011

Estimados/as lectores/as bienvenidas de nuevo.

Empezamos un nuevo curso. Los tiernos infantes con su vuelta al cole. Los mayores, a sus quehaceres (remunerados o no). Atrás queda un verano que pasará a la historia como catastrófico para los/as de abajo. El proyecto neoliberal que supone el modelo de UE ha acometido el derribo del estado del bienestar. Derechos conquistados a través de luchas obreras, largamente peleados sencillamente se desvanecen. La soberanía nacional deja de residir en el pueblo soberano y pasa a depender directamente del consejo de dirección de los mercados. Si hay que recortar, se recorta; si hay que reformar la Carta Magna, pues se reforma. Todo para el mercado, la banca gana en el casino de la economía capitalista; repleta de ventajistas, charlatanes, tahúres que no dudarán en quedarse con tu dinero y tu alma.

Al otro lado…al otro lado existen resistencias. Pocas. Diseminadas. Enfrentadas tal vez. Insuficientes en todo caso. Germen de futuro. Los sindicatos mayoritarios, tan burocráticos, tan apaciguados por el sistema, tan necesarios, parece que empiezan a despertar del largo letargo neoliberal. No esperamos nada y deseamos todo. La izquierda parlamentaria más allá del PSOE se enfrenta a nuevos procesos electorales como siempre: dispersa, minoritaria. La irrupción de EQUO supondrá fragmentar más y recalcar los males de una injusta ley electoral.

¿Y nosotras/os qué?. Pues participando en nuestro entorno. Intentando tejer y retejer el movimiento social, intentando regenerar el arrecife coralino del movimiento contestatario. Y también está el blog. A lo largo de septiembre intentaremos colgar los materiales para completar las tres entregas del taller “Marx desde cero”. Intentaremos también reorganizar el contenido. Hemos crecido, hemos madurado. Más de 50.000 visitas, un centenar de entradas, más de trescientos comentarios…hace que nos planteemos la necesidad de restructurar el blog. Pero ya se andará.

En cualquier caso, sean felices. La lucha va a ser larga.

La coordinación de “Marx desde cero”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad y Reflexiones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Nota desde la coordinación. Septiembre 2011

  1. Tácito dijo:

    Amigo Olivé, en ese sentido no pretendo aludir a las vanguardias, porque la transformación de la sociedad es cosa de todos los ciudadanos. Me estoy refiriendo en el mismo sentido que sentía Marx cuando en su inmensa soledad contemplando los efectos del liberalismo de su época, sólo veía como solución la necesidad de la toma de conciencia como clase, pero como clase, del pueblo, un privilegio que luego se arrogó el bolchevismo, adaptándolo a las condiciones históricas de Rusia, y a su peculiar psicología, en dónde una pequeña clase de revolucionarios profesionales, dogmatizan el marxismo, en vez de convertirlo en una ciencia social de investigación permanente, para analizar con precisión la estructura del mundo burgués y la plutocracia. Pero si en algo nos podemos consolar mientras el pueblo languidece en sus tribulaciones borreguiles, alentado sólo por los cánticos celestiales de los paralogismo democrátcos y embrutecido por los gestos melifluos de los bufones animadores de la oclocracia, te diría aquello de ” yo no puedo entregar mi espíritu en un mundo que carece de corazón” según Marx, y si queremos ver consolidada su democracia, pidamos Liberalismo, más liberalismo, de ese modo obtendremos los efectos contrarios de los abanderados de esa denodada causa liberadora. Pero antes de todo, necesitamos saber leer el proceso de la historia, y comprender la fuerza psíquica que se esconde tras de ella, y razonar frente a los hechos para sacar sus conclusiones, en vez de polemizar.

    • Antonio Olivé dijo:

      Hola de nuevo Tácito. Reiteramos el agradecimiento por tu participación.

      Gracias por tu aclaración. En cierto momento pensábamos que hacías referencia a la interpretación leninista relativa a que sólo un partido dirigido por una teoría de vanguardia puede cumplir la misión de combatiente de vanguardia. Y con esa interpretación no estamos totalmente de acuerdo. Es más, a estas alturas cuando tantos y tantas cosas han quedado en los vertederos de la Historia podemos llegar a la conclusión de que el “verdadero socialismo” no consiste (por decirlo con un sarcasmo de Brecht) en “la disolución del pueblo por el comité central”. Apuntado lo anterior, sin embargo contantamos la necesidad de la existencia de “esas células sociales, […] conscientes y sabedores del curso implacable de su destino”, a las que hacías referencia en tu anterior post.

      Probablemente no supimos leer bien, o comprender lo leido pero tus referencias a la Historia, al curso implacable del destino, o la inexorable ley de la historia, nos sonaba a la inexorabilidad e inebitabilidad del decurso histórico. Algo así como -y perdón por la reiteración- la inexorabilidad “silbando como una locomotora presuntuosa sobre los raíles de la Historia” (por utilizar la expresión de Rosa Luxemburg) continuamos pensando que es cierta forma de mecanicismo y que los procesos sociales son dinámicos, que una vez que la sociedad resuelva unos problemas (la distribución de la riqueza, el problema del hambre…) aparecerán otros nuevos y que mal que le pese al neoevangelista de Fukuyama, no existe “el fin de la historia” ni mucho menos una estación término.

      Por último quisieramos puntualizar o explicar, al menos, lo que quisimos decir con lo de polemizar. Como podrás comprobar por ti mismo, la mayoría de comentarios que recibimos son “refuerzos”, apostillas…pero no gozamos con frecuencia de poder debatir, compartir, confrontar. Con tus intervenciones vimos la posibilidad de debatir contigo, para -quizás de una manera egoista- intentar que participaras más y poder enriquecernos, ya que nos habían gustado mucho todas tus intervenciones. Gracias, en cualquier caso.

      Un saludo fraterno.
      A. Olivé

  2. T'acito dijo:

    Desgraciadamente la historia sigue siendo una cínica, y lo es todavía más cuando se olvida con facilidad sus lecciones. Quizás el pacto habido entre las diversas fuerzas política y sindicales, tras la II Gran Guerra, sólo significó un impás, mientras el Capital reorganizaba sus fuerzas, al amparo de una paz social forzada por las circunstancias, cuando la antigua URSS era una verdadera amenaza para sus intereses. Ahora que no existe, están dispuesto a disolver a los pueblos de Europa en medio de una barbarie sin límites, entre falacias y sofisma democráticos, parecida a la que tanto Marx temía, cuando contemplaba con desasosiego lo que significaba entonces, la Rusia zarista, para el futuro de los europeos, antes de que éstos hubieran consolidado su fuerza mediante la Revolución, para después hacerla extensible, en nombre del socialismo, al resto de los pueblo de la tierra.

    Pero como siempre ocurre en los instantes dramáticos de la historia, ésta se renueva mediante pequeñas células sociales, prendidas de los primeros elementos, que son cosncientes y sabedores del curso implacable de su destino. Luego su fuerza irá aumentando lentamente, hasta adquirir la forma precisa que necesitan, para transforma después a los pueblos, y encauzarlos hacia su auténtico destino ya inscrito en la inexorable ley de la historia.

    Saludos.

    Tácito.

    • Antonio Olivé dijo:

      Gracias una vez más por tu magnífico aporte, Tácito. Nosotros pensamos igual. El compromiso fordiano adquirido tras la gran guerra por el que se mejoraba las condiciones de vida de “las clases medias” y se abría a éstas el consumo, fue un intento más de legitimación del capitalismo. Mientras el capital se retiraba -momentaneamente- a sus cuarteles de invierno, mientras sus ideólogos tomaban los departamentos de economía de las universidades. La existencia del llamado “campo socialista” tuvo mucho que ver para que las cosas a este lado del muro fueran como fueron. La desaparición de la URSS supuso el pistoletazo de salida para una nueva ofensiva del capitalismo, en la forma del neoliberalismo. Y de aquellos polvos, estos lodos.

      Por discrepar un poco (y generar un posible debate -para no aburrirnos, en fin-), el segundo párrafo daría para un post monográfico sobre el mismo. Sería necesario desarrollarlo un poco más, tal como está adolece un poco (según mi modesta opinión) de cierto mecanicismo y recurre de nuevo “a una vanguardia” que en cierta forma se erige en conductor del proceso. Corrígeme en cualquier caso.

      Saludos fraternales.
      A. Olivé

  3. Hola Antonio, gracias por admitirme en tu blog, hace dos semanas me han hecho mi blog, desde este momento he colgado algunos documentos que he elaborado para el movimiento 15 M de Sevilla, y libros de marxistas, mi blob es http://eljanoandaluz.blogspot.com/ espero que te guste, si quieres lo puede poner como blog amigo, muchas gracias.
    Te deseo salud y libertad

    • Antonio Olivé dijo:

      Muy buenas Juan José, gracias por acceder a nuestro blog.

      Hemos procedido a devolverte la visita y, ciertamente, nos ha resultado de lo más gratificante e instructiva. De igual forma, hemos accedido a tu solicitud y ya apareces en nuestro apartado “blogs amigos”. Nos gustaría que nos correspondieras y nos difundieras tu también.

      Por último, señalarte que tienes las puertas virtuales de este blog abiertas para difundir lo que te parezca más interesante.

      Un saludo fraternal,
      A.Olivé

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s