2.4. Mito de la Caverna (Platón)

«I. – Y a continuación -seguí-, compara con la siguiente escena el estado en que, con respecto a la educación o a la falta de ella, se halla nuestra naturaleza. Imagi­na una especie de cavernosa vivienda subterránea provista de una larga entrada, abierta a la luz, que se extiende a lo ancho de toda la caverna, y unos hombres que están en ella desde niños, atados por las piernas y el cuello, de modo que tengan que estarse quietos y mirar únicamente hacia adelante, pues las ligaduras les impiden volver la cabeza; detrás de ellos, la luz de un fuego que arde algo lejos y en plano superior, y entre el fuego y los encadenados, un camino situado en alto, a lo largo del cual suponte que ha sido construido un tabiquillo parecido a las mamparas que se alzan entre los titiriteros y el público, por encima de las cuales exhiben aquéllos sus maravillas.

– Ya lo veo -dijo.

– Pues bien, ve ahora, a lo largo de esa parecilla, unos hombres que transportan toda clase de objetos, cuya altura sobrepasa la de la pared, y estatuas de hombres o animales hechas de piedra y de madera y de toda clase de materias; entre estos portadores habrá, como es natural, unos que vayan hablando y otros que estén callados.

– ¡Que extraña escena describes -dijo- y qué extraños prisioneros!

– Iguales que nosotros -dije-, porque en primer lugar; ¿crees que los que están así han visto otra cosa de sí mismos o de sus compañeros sino las sombras proyec­tadas por el fuego sobre la parte de la caverna que está frente a ellos?

– ¿Cómo -dijo-, si durante toda su vida han sido obliga­dos a mantener inmóviles las cabezas?

– ¿Y de los objetos transportados? ¿No habrán visto lo mismo?

– ¿Qué otra cosa van a ver?

– Y si pudieran hablar los unos con los otros, ¿no pien­sas que creerían estar refiriéndose a aquellas sombras que veían pasar ante ellos?

– Forzosamente.

– ¿Y si la prisión tuviese un eco que viniera de la parte de enfrente? ¿Piensas que, cada vez que hablara alguno de los que pasaban, creerían ellos que lo que hablaba era otra cosa sino la sombra que veían pasar?

– No, ¡por Zeus! -dijo.

– Entonces no hay duda -dije yo- de que los tales no tendrán por real ninguna otra cosa más que las sombras de los objetos fabricados.

– Es enteramente forzoso -dijo.

– Examina, pues -dije-, qué pasaría si fueran liberados de sus cadenas y curados de su ignorancia, y si, confor­me a naturaleza, les ocurriera lo siguiente. Cuando uno de ellos fuera desatado y obligado a levantarse súbitamente y a volver el cuello y a andar y a mirar a la luz, y cuando, al hacer todo esto, sintiera dolor y, por causa de las chiribitas, no fuera capaz de ver aquellos objetos cuyas sombras veía antes, ¿qué crees que con­testaría si le dijera alguien que antes no veía más que sombras inanes y que es ahora cuando, hallándose más cerca de la realidad y vuelto de cara a objetos más reales, goza de una visión más verdadera, y si fuera mostrándole los objetos que pasan y obligándole a con­testar a sus preguntas acerca de qué es cada uno de ellos? ¿No crees que estaría perplejo y que lo que antes había contemplado le parecería más verdadero que lo que entonces se le mostraba?

– Mucho más -dijo.

II. – Y si se le obligara a fijar su vista en la misma, ¿no crees que le dolerían los ojos y que se escaparía, vol­viéndose hacia aquellos objetos que puede contemplar, y que consideraría que éstos son realmente más claros que los que le muestra?

– Así es -dijo.

– Y si se lo llevaran de allí a la fuerza -dije-, obligándole a recorrer la áspera y escarpada subida, y no le dejaran antes de haberle arrastrado hasta la luz del sol, ¿no crees que sufriría y llevaría a mal el ser arrastrado, y que, una vez llegado a la luz, tendría los ojos tan llenos de ella que no sería capaz de ver ni una sola de las cosas a las que ahora llamamos verdaderas?

– No, no sería capaz -dijo-, al menos por el momen­to.

– Necesitaría acostumbrarse, creo yo, para poder llegar a ver las cosas de arriba. Lo que vería más fácilmente serían, ante todo, las sombras; luego, las imágenes de hombres y de otros objetos reflejados en las aguas, y más tarde, los objetos mismos. Y después de esto le sería más fácil el contemplar de noche las cosas del cielo y el cielo mismo, fijando su vista en la luz de las estrellas y la luna, que el ver de día el sol y lo que le es propio.

– ¿Cómo no?

– Y por último, creo yo, sería el sol, pero no sus imáge­nes reflejadas en las aguas ni en otro lugar ajeno a él, sino el propio sol en su propio dominio y tal cual es en sí mismo, lo que él estaría en condiciones de mirar y contemplar.

– Necesariamente -dijo.

– Y después de esto, colegiría ya con respecto al sol que es él quien produce las estaciones y los años y gobierna todo lo de la región visible, y que es, en cierto modo, el autor de todas aquellas cosas que ellos veían.

– Es evidente -dijo- que después de aquello vendría a pensar en eso otro.

– ¿Y qué? Cuando se acordara de su anterior habitación y de la ciencia de allí y de sus antiguos compañeros de cárcel, ¿no crees que se consideraría feliz por haber cambiado y que les compadecería a ellos?

– Efectivamente.

– Y si hubiese habido entre ellos algunos honores o ala­banzas o recompensas que concedieran los unos a aquellos otros que, por discernir con mayor penetración las sombras que pasaban y acordarse mejor de cuáles de entre ellas eran las que solían pasar delante o detrás o junto con otras, fuesen más capaces que nadie de profetizar, basados en ello, lo que iba a suceder, ¿crees que sentiría aquél nostalgia de estas cosas o que envi­diaría a quienes gozaran de honores y poderes entre aquéllos, o bien que le ocurriría lo de Homero, es decir, que preferiría decididamente “trabajar la tierra al servi­cio de otro hombre sin patrimonio” o sufrir cualquier otro destino antes que vivir en aquel mundo de lo opina­ble?

– Eso es lo que creo yo -dijo-: que preferiría cualquier otro destino antes que aquella vida.

– Ahora fíjate en esto -dije-: si, vuelto el tal allá abajo, ocupase de nuevo el mismo asiento, ¿no crees que se le llenarían los ojos de tinieblas, como a quien deja súbitamente la luz del sol?

– Ciertamente –dijo-.

– Y si tuviese que competir de nuevo con los que habían permanecido constantemente encadenados, opinando acerca de las sombras aquellas que, por no habérsele asentado todavía los ojos, ve con dificultad – y no sería muy corto el tiempo que necesitara para acostumbrarse-, ¿no daría que reír y no se diría de él que, por haber subido arriba, ha vuelto con los ojos estropeados, y que no vale la pena ni aun de intentar una semejante ascensión? ¿Y no matarían, si encontraban manera de echarle mano y matarle, a quien intentara desatarles y hacerles subir?

– Claro que sí -dijo.

III. – Pues bien -dije-, esta imagen hay que aplicarla toda ella, ¡oh amigo Glaucón!, a lo que se ha dicho antes; hay que comparar la región revelada por medio de la vista con la vivienda-prisión, y la luz del fuego que hay en ella, con el poder del sol. En cuanto a la subida al mundo de arriba y a la contemplación de las cosas de éste, si las comparas con la ascensión del alma hasta la región inteligible no errarás con respecto a mi vislumbre, que es lo que tú deseas conocer, y que sólo la divinidad sabe si por acaso está en lo cierto. En fin, he aquí lo que a mí me parece: en el mundo inteligible lo último que se percibe, y con trabajo, es la idea del bien, pero, una vez percibida, hay que colegir que ella es la causa de todo lo recto y lo bello que hay en todas las cosas; que, mientras en el mundo visible ha engendrado la luz y al soberano de ésta, en el inteligible es ella la soberana y productora de verdad y conocimiento, y que tiene por fuerza que verla quien quiera proceder sabiamente en su vida privada o pública.

– También yo estoy de acuerdo –dijo-, en el grado en que puedo estarlo.

– Pues bien -dije-, dame también la razón en esto otro: no te extrañes de que los que han llegado a ese punto no quieran ocuparse en asuntos humanos; antes bien, sus almas tienden siempre a permanecer en las alturas, y es natural, creo yo, que así ocurra, al menos si también esto concuerda con la imagen de que se ha hablado.»

Esta entrada fue publicada en Textos "Filosóficos" y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

28 respuestas a 2.4. Mito de la Caverna (Platón)

  1. Amparo dijo:

    AMELIA: según he comprendido yo los que están dentro de la caverna por lo que ven, ésa es su opinión pero eso no es real; una opinión puede ser verdadera o no, porque cada uno tenemos la nuestra, porque puedes estar influída por ideas inciertas, y en cambio cuando tienes conocimiento es porque tú misma has investigado, o has leído o has estado en el sitio de la noticia. Entonces, ya no te lo tienen que contar porque has estado presente.
    No sé si te habré liado más, te escribo como lo entiendo yo.
    Y respecto a hacer preguntas en el blog, pues donde haces los comentarios. Allí mismo haces la pregunta, que necesites y ellos ya te contestarán.
    Yo también ando buscando información en los apartados que hay. Buenas noches y hasta la próxima.

    • amelia dijo:

      Amparo
      No, no me has liado con tu respuesta, mira la mia con respecto a la caverna, para terminar, sin querer liarte.
      Una hormiga está en un cajon, el cajon forma parte del armario, el armario está en una habitación. La habitación pertenece a una casa, la casa está en un pueblo, el pueblo en un país; y El pais está en un continente…Y paro, para no ir mas lejos. ¿donde empieza y termina la caverna?
      Soy la hormiga.
      A veces una decisión en la vida te lleva a donde menos te esperas.
      He vivido muy cerca de la naturaleza durante años,y la he observado, pensado, sentido tanto,tratando de comprender al hombre, a mi, que me fuí. Cuando volví era adulta, pero infante a la vez, no sabía comunicarme según lo cotidiano, lo expresaba en el dibujo, la pintura. esa que causaba desagrado y aparte de lo que los amigos mantuvieron, lo demás lo rompí todo, para empezar de nuevo. Estoy en eso.
      Para los demás, locura; para mi, comprensión de la realidad en todas sus dimensiones.
      Ahora trato de encontrar las palabras,la forma, el lenguaje adecuado.
      Gracias,no te preocupes, un abrazo y hasta la próxima.

    • amelia dijo:

      Amparo, he vuelto porque tengo algo que decirte, por si te interesa, ya que debe ser que tu hijo no te enciende la computadora, por eso no me contestas, ja,ja,ja, esto está bueniiiiiiisimo, si señora. Tardé en caer en la cuenta. A pesar de la edad, me paso de inocente.

      He estado pensando en esta situación y la caverna, y me he dado cuenta de una cosa. Que las sombras parecen tener la capacidad de enfermar psicologicamente y por lo tanto hay mas dificultades para salir de ella.

      Estoy leyendo a Erich fromm “la revolución de la esperanza”, antes de leer el que escribió sobre marx, por las cosas que he leido por otros lados. Tengo un interés concreto y no es precisamente el de luchar para llenarme los bolsillos, ni disfrutar de la edad y el tiempo que da la edad misma.
      Me falta por leer algunos temas que me interesan, pero luego no volveré por acá.

      • Rafa dijo:

        Un hombre, atribulado por dudas existenciales que la sociedad no le resuelve, decide ingresar en un convento de clausura. El abad se entrevista con él para aclararle las condiciones de vida en el sacro recinto:

        – Mira, hijo. Aquí hay voto de silencio. Sólo podrás decir dos palabras cada diez años. ¿Estás de acuerdo?
        – Sí, mi señor abad.

        Pasan diez años y el abad abre la puerta de la celda del atribulado hombre:

        – Han pasado diez años. Las dos palabras que te corresponden.
        – Cama-dura
        – Muy bien, hijo. Pues hasta dentro de diez años.

        Una década después, el abad vuelve a irrumpir en la celda del confuso hermano:

        – Han pasado diez años. Las dos palabras que te corresponden.
        – ¡Comida-fría!
        – Estupendo. Hasta dento de diez años.

        Y, tras dos lustros, el abad abre de súbito la puerta de la exigua celda del indignado fraile:

        – Han pasado diez años. Las dos palabras que te corresponden.
        – ¡ME-VOY!
        – Ya era hora, hijo -contesta el abad-. ¡Llevas aquí treinta años y no has hecho más que quejarte!

      • amelia dijo:

        Muy bueno!!! Rafa Garzó !!vaya cuento!! y los simbolos utilizados…!!geniales!!
        Pero queda claro con ello la intención.
        Hay quien pretende que las formas esten condicionadas para poder mantener y por eso se imponen esas reglas tan absurdas. Porque son absurdas, se miren por donde se miren, que podriamos analizar pero no es el momento. Porque
        Si llegara el caso, que me parece imposible, intentara dar ese paso, al decirme las reglas, queda claro que ya no me quedo, desde el principio.
        Busco comprender a Marx, pero desde lo que soy, no desde los dogmas que está claro que fueron y son utilizados, como cualquier iglesia.¿Por eso el ejemplo?

        Utilizando la represión, el engaño, la burla, la mentira da resultados concretos y claros o ¿no?.
        ¿que esta pasando en esta tierra peninsular? ¿Cuanta carga de mas, se le pone al que menos puede? El libro de Fernandez Liria y Luis Alegre “comprender venezuela, pensar la democracia” comienza con la pedagogía del millon de muertos, de Santiago Alba Rico. Muy interesante, por cierto, que me dio pie, tu sabes cosa de la ignorancia,a empezar a ver con mas claridad ciertas posiciones. Y por supuesto a veces soy injusta y no lo niego, pero de ahí a la queja, hay un abismo. Cuestión de interpretación.
        La libertad para pensar, sentir y exponer, según la experiencia y vivencia de cada cual, no está permitido y lo acepto. Doy un paseo por el recinto y me voy, otro es mi lugar para seguir aprendiendo. No un convento de clausura. Problemas existenciales…, como si la justicia, la libertad pudieran manejarse sin la existencia particular o de grupo…..

      • Rafa dijo:

        Amelia, no le des tantas vueltas a las cosas. Sólo te he contado un chiste. Ya que has dicho públicamente que no vas a volver por aquí, pues me he propuesto que no lo hagas como viniste, y que al menos te lleves una sonrisa y una dosis de buen humor. Como decía Roque Dalton en su Poema escrito en una servilleta, “la alegría también es revolucionaria”.

        De todos modos, antes de irte permíteme dos recomendaciones. La primera es que intentes exponer tus ideas de una forma más sencilla: no he entendido ni jota de tu comentario anterior. Y de los previos a éste, a duras penas. Si me tienes que decir que soy gilipollas (es un decir) dime: “Eres gilipollas”. Sin acritud, en aras de la claridad expositiva y de la ignorancia que compartimos. Ya dijo Sócrates que “Sólo sé que no sé nada” y en mi caso la máxima también es de aplicación. Lo que sé, lo sé igual que tú; porque me lo curro, como tú, y no porque me lo hayan enseñado en ninguna escuela. Que en las escuelas, de esto no se enseña. Se enseña a ser tonto y a no plantearse nada. Y tú estás mucho más allá de eso, porque te estás planteando cosas. Da igual el sentido en que te las plantees. Así que, para mí, has superado con creces el esfuerzo que la media hace para aprender. Que suele ser próximo a cero.

        La otra recomendación tiene que ver con el objeto de este blog y con las lecturas que estás llevando ahora. Si quieres saber qué decía Marx, lo mejor no es que leas lo que Fromm o Rita la Cantaora dicen sobre Marx. Lo mejor es que leas a Marx directamente. Y aquí te ofrecemos justo esa posibilidad. Yo, de ti, me acabaría ese libro (jamás dejo un libro por leer aunque no me guste) y empezaría a leer algo ligerito del barbudo alemán. Si lo del Taller te resulta pesado (cosa que entiendo y comparto; es un coñazo leer a tanto filósofo con ideas tan raras y enrevesadas para empezar) puedo recomendarte algo más suave para iniciarte en los “misterios marxianos” que no lo son tanto. Por ejemplo, “La guerra civil en Francia” o “La sagrada familia”. Obras que, si quieres (y si así nos lo haces saber) subiremos para que puedas leer de puño y letra de Marx lo que Marx pensaba respecto a la sociedad. Y no lo que otros piensan que Marx pensaba sobre la sociedad, sobre las témporas o sobre la relación de la velocidad con el tocino.

        En fin, Amelia… Un abrazo, esperando que reconsideres tu decisión de largarte de este sitio que es tan tuyo como nuestro, porque participas en él igual que hacemos el resto. Y cuando quieras, te cuento otro chiste. Pero no le busques tres pies al gato, que sólo será eso. Un chiste.

      • tonyoolive dijo:

        Hola Amelia,

        lamento tu decisión de no volver a visitarnos. Espero que encuentres lo que estás buscando (¿qué estás buscando realmente?) y agradacer tu participación.

        Como ya te escribí en su momento, espero que ese resquemor y resentimiento que tienes hacia no se muy bien qué o quién (lo siento, pero es que he leido y releido tus escritos y no lo tengo claro) lo canalices hacia quien lo merece (y adversarios de clase, tal como está el patio, no te van a faltar).

        Tan solo, y por despejar algunas dudas, te diré que los que nos curramos esta mierda, ni pertenecemos a iglesia ni secta ninguna, ni estamos a los dictados ni a sueldo de Moscú ni de Móstoles. ¿Qué con iniciativas como ésta no vamos a ninguna parte?, pues puede ser. No damos para más, ¡que se le va a hacer!, pero como ya te dije el movimiento se demuestra andando y por sus actos los conoceréis.

        Salud.
        A. Olivé

      • Dany dijo:

        Rafa, te tomo la palabra y solicito cuelgues en este blog “La guerra civil en Francia” y “La sagrada familia”, si los escribió Marx y son asequibles a un profano que no conoce a Marx.

        Muchas gracias, sois buena gente!

        ¡A por la República!
        Dany

      • tonyoolive dijo:

        Hola Dany,

        las obras que solicitas las puedes encontrar en la siguiente página: Biblioteca de autores socialistas.

        Un saludo.

        A.Olivé

      • Amelia dijo:

        tonyoolive, he venido a releer lo que dice rafa garzó, tratando de comprender porque hizo lo que hizo.-aclaro- me gusta la psicología y leo para comprender el comportamiento humano dentro de una sociedad que no educa, lo que hace es domesticar.
        Y me encuentro… no entiendo….

        Que podría decirle a Rafa garzó, jilipollas, como dice él. Porque solo a un jilipollas se le ocurre hacer un papel como el que hizo(no comprendo la razón) y poner su propio correo.Solo lo puedo tomar como una burla.
        No, no lo hice directo, no quería ponerle en evidencia publicamente, esperaba que se disculpara desde el correo, que utilizó para seguir el juego.

        “¿Qué con iniciativas como ésta no vamos a ninguna parte?”
        Estas confundiendo la velocidad con el tocino. Esto iba dirigido a rafa garzo, porque, el siguiente escrito que dice ser un chiste, leyendolo y viendo lo que resaltó en negrita, todo lo demás queda claro.

        No te ofendas, que la cosa no va por donde piensas
        Me gusta la página a la que vengo a menudo a leer, y pensando que podía aprender a expresarme, dentro de este campo, por eso de …desde 0-. Buenos enlaces a otras páginas, aunque tendría que tener mas horas para abarcarlo todo.
        Claro que se la curran, no lo dudo.

        ¿Que estoy buscando?
        La cuestión no es lo que estoy buscando, que como he dicho es empezar a leer a Marx.
        Les voy a contar lo último, digamos personal, cuando comencé a leer la biblia por comprender el tema religioso, por no comprender la religiosidad de un pueblo. De saber quien era ese dios al que se adoraba(me crié en una familia un poco especial y la religión no era motivo ni de preocupación, ni de ocupación, no fui educada como dice dany ) discutí con gentes de diferentes religiones, y me venían a decir un poco lo mismo que dices tu.¿que buscas? Vaciar para llenar

        Comprender, solo comprender desde la forma en que vivo, soy(de joven aspirante a artista,siempre queda algo) No me conformo con lo que me dicen, que como me decian algun@s, metete eso o aquello en la cabeza!! Lo siento la tengo muy pequeña no me entra, tengo que reducirlo a mi tamaño.
        Y Marx hasta ahora, por lo que se, su lenguaje no me gusta y si entro a leerlo así, no podré comprender lo que plantea, y es lo que me interesa.
        Los choques con gentes de izquierda, a los que les exigía sin querer, una posición recta, equilibrada con su pensamiento, para no dar pie a la derecha a jugar con uno, me dejó un ligero resquemor que me creí curada, y me ha salido, y te lo he reconocido.
        Cierto que no estoy para juegos, mi preocupación por lo que ocurre en el mundo y dos hermosos nietos a los que me gustaría dejarles un mundo menos mierda, me tiene ocupada, no por eso amargada o falta de alegría o hacer bromas cuando hay que hacerlas, pero no con cosas que para mi son muy serias.
        Y según entiendo, la ignorancia cuando se reconoce, pues no hay mas ignorante, que, el que ignora que ignora, es la forma de poder empezar a aprender. Es una posición personal que abre la puerta para conocer. Soy una “maruja” que dicen, pero muy ocupada en aprender

      • Amparo dijo:

        <MENSAJE MOVIDO AL FORO>

      • Pensional dijo:

        amelia : he leido dos veces tu comentario, pero no entiendo la risa de que mi hijo no me deja abrir el odenador , pues mi hijo no esta en casa ya, esta en su casa,vivo con mi marido y mi mama cuando viene ,ya te he escrito que yo me conecto a partir de las diez de la noche ,despues de cenar durante el dia no puedo por los queaceres de la casa.
        tampoco entiendo eso que dices de llenarte los bolsiyos y disfrutar del tiempo de la edad .
        tedire que nosotras disfrutamos aprendiendo lo que en nuestro tiempo,no pudimos aprender , y ahora si tenemos, aunque tu ya ves a que hora me puedo poner yo .
        asi que no me digas que no vas avisitar el blog y sobre todo en cuando en cuando me visitas ami ¡de acuerdo ¡ el rencor es mala emfermedad pero no te enfades

        te espero un besito

  2. amparo dijo:

    Buenas noches, Amelia. He pedido ayuda a la coordinación del blog, y te aconsejo que hagas lo mismo, pues me han aclarado muchas dudas respecto al Mito de la Caverna; por ejemplo opinión y concimiento, y la diferiencia de una y la otra.
    Ya me contestarás. Un abrazo

    • Amelia dijo:

      Hola Amparo, Hace tiempo que ando de acá para allá, primero tratando de conocer todo el campo, leyendo según ciertas sugerencias o por encontrarme con árticulos como los de fernandez Liria(ya conocia algo).También abrí algunas páginas marxistas.
      No, no me he quedado anclada acá, venía cuando respondias, pero eso de diferenciar entre opinión y conocimiento me tenía cabezona y no es que ahora lo tenga claro con la explicación de maese, pero es algo donde sugetarse mientras.
      ¿como, donde, esta esa parte para pedir ayuda a la coordinación del blog?
      espero la respuesta y luego nos despedimos hasta el encuentro, por algún campo nuevo. Un abrazo

      • Amparo dijo:

        buenas noches Amelia, yo también voy encontrando páginas nuevas, así iré comprendiendo y preparándome para leer a Marx. Te mando el correo electrónico del blog por si te hace falta preguntar algo:

        marxdesdecero@hotmail.com

        Una pregunta: ¿tú estás metida en el facebook? Porque para otras conversaciones podíamos conectar por ahí, ¿no te parece?

        Mi correo es rafgar_399am@hotmail.com

        Bueno, hasta la próxima. Un abrazo

  3. amparo dijo:

    AMELIA: ahora, como ya sabemos algo más de nosotras, pues intentaremos ayudarnos en el estudio del mito de la caverna, porque yo creo que esto, según cada ser humano, puede interpretarlo a su manera.
    ¿Tú no crees que esos niños, toda su vida encerrados, es imposible que sepan lo que es el mundo? Y cuando salen tienen que aprender cómo funciona este mundo y según como tengan su cerebro después de estar tantos años imaginándose tantas cosas, primero tienen que quitarse de encima la ignorancia que arrastran, si no están tocados del cerebro por los años que han pasado encerrados.
    Porque esas mentes todavía están virgenes, imagínate que en la época que está escrita, cuando se tengan que incorporar a vivir en esa sociedad que pueden encontrar personas buenas que vean lo inocentes que son y los quieran ayudar, vale pero si encuentran personas que sean ruines y egoístas y se den cuenta de la ingnorancia que arrastran pues el sol de su vida se les ha acabado, y si se pueden dar cuenta pues aún se pueden salvar y vivir una vida digna y ser felices, porque se hace camino al andar.
    Bueno, otro día mas, que no tenemos que tener prisa para aprender pues yo estoy leyendo ya el libro de Marx del blog y nos aconsejan que si no entendemos algo, que volvamos atrás todas las veces que sean necesarias. AMELIA, un abrazo.

    • Maese Sonoro dijo:

      Hola, Amparo. Tal y como dices, no hay que tener excesiva prisa por aprender. Los conceptos deben quedar claros y asentados porque de no ser así podemos estar construyendo sobre bases inseguras, que pueden derrumbarse al primer embate.

      Pero tampoco es conveniente tomarse demasiado tiempo en el proceso. ¿Por qué? Porque el Capitalismo avanza a pasos de gigante cada día, y nuestra labor como personas que componen el débil movimiento emancipatorio que quiere transformar el Mundo antes de que sea destruido es tan necesaria como urgente.

      Los mitos, como acertadamente expones, pueden interpretarse de varias maneras. A los efectos de este blog (que es leer El Capital), el mito de la Caverna de Platón admite la interpretación de la diferencia entre opinión y conocimiento. Es la que nos interesa.

      La opinión no es conocimiento real. Está basada en informaciones falsas, manipuladas, que no acuden a los orígenes de los hechos. La gente que está atada al fondo de la caverna recibe la información a través de unos filtros: Los de los individuos que sujetan figuras y hablan detrás de ellos. La “verdad” (la luz del sol) sólo les llega indirectamente, modificada por esas sombras y sonidos que mueven a su antojo los portadores de las figuras. Luego las personas atadas a los postes (que no tienes que ver como personas físicas, sino como los intentos de cada uno por pensar la verdad) no podrán llegar nunca al auténtico fondo de las cosas.

      El único modo de averiguar la verdad, es decir, de adquirir auténticos conocimientos, es desatar las ligaduras que nos atan al mundo de la opinión y salir de la caverna. Este proceso simboliza el aprendizaje real: Sustituir opiniones (sin base auténtica) por investigación de hechos, razonamiento y conclusiones. El proceso es duro porque para una mente acostumbrada a razonar con datos manipulados (como son las sombras) no resulta fácil al principio distinguir la información auténtica de la filtrada por otros, ni investigar entre todas las cosas para poder separar lo que son hechos comprobables de las simples opiniones sin fundamento. De ahí que los que salen de la caverna se ven, al principio, cegados por el sol. Porque es difícil distinguir la verdad de la opinión si estás acostumbrado a recibir sólo opiniones.

      La salida al exterior de la caverna (el Sol) significa que las mentes que antes se basaban en opiniones manipuladas consiguen razonar por sí mismas, utilizando para ello hechos contrastados y procesos de pensamiento seguros, sin dar un solo paso que no esté firmemente asentado en una verdad anterior. Es decir, que quienes salen de la caverna lo que están haciendo es adquirir el auténtico conocimiento, siendo a la vez capaces de distinguirlo de las opiniones, que son las que tienen los que se quedan en el fondo de la caverna elucubrando sobre las sombras.

      Puedes trazar un nuevo mito, más actualizado, para comprender del todo el de la Caverna de Platón. Imagina que, en lugar de la caverna, tienes a una serie de personas cuya única fuente de información sobre el mundo son los telediarios, la televisión. ¿Conoce esa gente la verdad, tiene conocimiento, o sólo ve el mundo a través de falsas informaciones, imágenes que otros seleccionan para ellas y opiniones descaradas de los locutores y, sobre todo, de los que pagan a los locutores?

      ¿Qué tendrías que hacer tú, si quisieras informarte realmente de lo que ocurre en el mundo? Apagar la tele (desatarte del poste) y comenzar a buscar fuentes de información cuyos datos puedas investigar y comprobar. Es un proceso largo y complicado, representado por el trayecto desde el fondo de la caverna al exterior, a la luz del sol que representa el hecho de conseguir información fidedigna y contrastable para saber lo que ocurre, realmente, en el mundo.

      Te recomiendo, al igual que al resto de seguidores del Taller Marx desde Cero, pasar del resto de textos filosóficos (que son un coñazo, a veces muy complicados de entender y que, a la postre, aportan muy poco) y centraros exclusivamente en los siguientes:

      – Tesis sobre Feuerbach (Marx), en especial la nº 11:
      https://kmarx.wordpress.com/2010/01/25/tesis-sobre-feuerbach-k-marx/

      – Prefacio a la contribución…(Marx):
      https://kmarx.wordpress.com/2010/07/24/2-16-prefacio-marx/

      – Qué hacer (Lenin):
      https://kmarx.wordpress.com/2010/07/16/2-17-que-hacer-lenin/

      – La sociedad del espectáculo (Debord):
      https://kmarx.wordpress.com/2009/11/02/la-sociedad-del-espectaculo/

      Y recuerda, Amparo, que el aprendizaje debe ser seguro, pero que detenerse excesivamente en una idea puede llevarnos a confusión al intentar abordarla desde demasiados puntos de vista. Lo ideal es leer rápidamente un texto, intentar captar la idea, volver a leerlo con algo más de atención para confirmar que la idea es correcta y luego contrastarla aquí en el blog o con la gente que te rodea en casa, en la familia, los amigos… Y seguir adelante, porque el Capitalismo destruye el mundo muy rápidamente y, además de aprender cómo funciona la sociedad, hemos de actuar y transformarla antes de que sea tarde.

  4. amelia dijo:

    Se me fue el mensaje antes de tiempo.
    continuo.
    vine en un paquete un poco raro y siempre funcioné así.
    Por esto no he vivido lo que se puede decir “lo normal” Siempre me han echado de los trabajos, por participar en huelgas, por leer en las horas de trabajo…Porque nací en una familia donde había libros, aunque no se hablaba de política por proteger a los hijos. No estudie porque mi mente se revelaba a la memorización y tenía muchas preguntas, demasiadas y poca capacidad para el estudio establecido y mucha mano para el dibujo. Quizá por eso es que para mi la ignorancia tiene, diria, otro sentido. Sobre todo cuando conocí a gente, que sin saber leer o escribir, me enseñó lo que hoy considero principal, para dejar de ignorar que ignoraba, el ser que era. Luego me vacié de los restos que podian quedar del tema religioso, leyendo sobre la historia de la iglesia, la biblia hasta hacerme un pensamiento personal del tema. Ahora pretendo conocer a Marx, pero quiero hacerlo directamente, las interpretaciones van de acá para allá, como hacen con el llamado cristianismo. Pero no se por donde, ni como ir, por ahora.
    Siento mucho que tu vida haya sido así, pero me alegro que ahora estes feliz mientras buscas. Ambas buscamos,tu con mas certeza que yo, pero ya las sombras no nos convencen.

  5. amelia dijo:

    Corregí la dirección de correo, la estaba poniendo mal.
    Hola Amparo.
    Me tienes desconcertada por la diferencia de los escritos, redacción, faltas….
    No soy muy entendida, pero me desconcierta.
    Soy algo mas joven, tengo 60 no cumplidos. He conocido gente bastante preparada intelectualmente, pero según mi ver, deja mucho que desear en lo humano.De padre antifranquista viví las represiones propias de la época, pero vine en un paq

  6. amparo dijo:

    AMELIA :
    para mi la ignorancia es no poder hir al colegio desde los 9 años vivir en casa metida todo el dia no tener ambiente en mi casa de politica y vivir en tiempos de franco que los pueblos vivian asustados porque si eras sospechoso de ser rojo ,pues te podia pasar como al padre de mi madre , dandole aceite ricino lo mataron y luego lo llevaron al cementerio y alli medio muerto le dieron el tiro de gracia .
    y mi abuelo no era ignorante el vivia la politica ,y eso le paso por ayudar al pueblo y repartir comida cojida de los graneros repartir junto con otros pero cuando llego el terrorismo de franco se acavo asta 40 años despues y asi nos antenido metidos en la ignorancia abase de meternos miedo por lo menos a los mas ignorantes.
    a yo AMELIA trabajaba en casa de pantalonera si haciendo pantalones para satres de esos que vestian a los ricos a medida que asu vez tan bien se quedaba parte de mi ganancia porque no me pagaba lo que valia mi trabajo,
    asi que todo esto es lo que es para mi la ignoracia .
    esa es la experiencia vivida que he tenido yo y con el cambio social que huvo cuando murio el terrorista de franco desde entonces soy muy feliz .
    y muchas cosas mas que te contaria y por eso tengo tantas ganas de aprender a mis 67 años ,y asi nosbamos conociendo AMELIA espero tu contestacion

  7. amelia dijo:

    hola Amparo,
    una pregunta ¿que es para ti la igorancia?
    A ver si nos quedamos acá, mirando las sombras…..y opinando…

    ¿el hecho de estar por acá, buscando, no significa que andamos fuera de las sombras?

    ¿La experiencia vivida,que nos da a cada una para formar parte de un cambio social?

  8. Amparo dijo:

    Amelia: gracias por lo de simpática, a ver si tenemos suerte y no esperamos a que nos salgan los pelos verdes, porque despues de los blacos es cuando se hacen verdes de tan viejos que se hacen.
    Vamos a ver si nos acercamos a la filosofía de la caverna de Platón.
    Los seres humanos que están dentro de la caverna están en la sombra de la ignorancia y Platón quiere hacernos ver que no es bueno y debemos salir para ver lo que hay fuera. Pero si tienes suerte de salir de esa ignorancia, seriamos libres y entonces podríamos ver las cosas más claras. Entonces nos daríamos cuenta de todo lo que tenemos a nuestro alrededor, podríamos organizar nuestras vidas en razon al conocimiento, aunque cuesta bastante adquirirlo y entonces nosotros podríamos ayudar a salir de ese mundo de sombras y figuras para poder ver lo semsible que son el ser humano, los animales, las flores, todo lo divino de la tierra que es tan bonito y sacaríamos de nosotros lo bueno que llevamos dentro; en consecuencia viviríamos en un paraíso.
    Pero que no se nos olvide que primero tenemos que salir de la ignorancia, sobre todo las personas mayores que hemos vivido la opresión de nuestra época en los colegios, con los padres y luego con los maridos, claro está por la sociedad y costumbres de entonces.
    Amelia no me olvides, contéstame, hay que sacar lo mejor de nosotros.

  9. amparo dijo:

    Amelia: sin conocerte creo que podremos ayudarnos a comprender el mito de la caverna; tenemos tiempo hasta que nos salgan pelos verdes.
    Yo creo que esos niños ya mayores no tienen idea con la poca experiencia, habiendo estado toda su vida atados de pies y manos, cuando salgan al exterior lo que les espera en un mundo donde el poder del capital manda sobre la clase obrera.
    Ellos tendrán que educarse, hacerse valer frente al poderoso y tendrán que aprender un oficio para poder trabajar, porque ellos cuando salen de la caverna sólo llevan en sus cabecitas sombras y voces .
    Yo veo que en el mito de la caverna está reflejada la diferencia de clases entre el mundo obrero y el poder económico, lo que sufre el obrero frente al capital, en este sistema capitalista está muy difícil quitarles el poder porque por circunstacias de la vida se les ha dejado tener demasiado poder sobre la clase obrera; y a su vez gracias a la clase obrera ellos cada vez tienen más capital, porque los obreros trabajan y trabajan y los beneficios son para el capital.
    Porque vamos a ver: si el que tiene el capital pone una fábrica y la maquinaria y el material con el que se tenga que trabajar y no hay trabajadores para mover las máquinas, ¿qué beneficios sacaría el dueño de la fabrica? Así que la clase obrera hace muchísima falta para que el capitalista se haga rico y poderoso.
    Pero ahí está la cuestión, que nosotros los currantes somos más cantidad; por qué les dejamos que nos roben los beneficios que nosotros con la fuerza del trabajo producimos.

    • amelia dijo:

      Hola Amparo, muy simpatica, los pelos verdes vienen despues de los blancos ¿no?

      dices al final:por qué les dejamos que nos roben los beneficios que nosotros con la fuerza del trabajo producimos.
      Esto lo tengo un poco claro, Por falta de dignidad+mucha ambición de poder, tratando de llegar a tomar una posición semejante, aunque nunca se logre.
      Sera, que el mito de la caverna, plantea un problema de “valores” establecidos, las sombras, que han sido impuestos. Que lo achaco a la educación que llaman religiosa, que ya muchos no tenemos, pero sigue actuando en uno tras los conceptos de vida y muerte, que como cadenas nos atan a las formas ya fijas.
      Formas que han llevado al individualismo, sin reconocernos como seres individuales y diferentes.
      Opino…..

  10. amelia dijo:

    hola a todos, Amparo, yo también ando por aquí tratando de aprender, aunque mas perdida que tu por varias razones dificiles de explicar, espero encontrarte y también podamos intercambiar ideas, pensamientos, experiencia.

    Este texto ya lo había leído y me vuelvo a encontrar lo mismo.¿Problema de interpretación, posición ante lo que leo?
    “…..de sus antiguos compañeros de cárcel, ¿no crees que se consideraría feliz por haber cambiado y que les compadecería a ellos?”
    Yo no hubiera contestado “efectivamente”
    Y así encuentro posiciones como muy…burguesas?
    Si soy consciente de todo lo que me costó adaptarme a la luz, comprender… ¿No sería otra la posición ante la incomprensión? le hubiera rebatido mas, la posición del interlocutor me parece la clásica.Quizá mi ignorancia me lleva a ser mas atrevida. Porque cuando la conocí, antes ignoraba que ignoraba, me dio una posición, como infantil, ante lo desconocido y descubro que es la mejor posición para aprender, con sus fallas por supuesto, pero es lo que tengo por ahora.
    Sigo,además, si el hombre ,como se entendía, que el alma era inmortal y así lo considero, no está sujeto aunque lo pongan en esa posición que describe. Según lo que entiendo el problema está en la “imagen” ¿El hombre cuanto mas conocimiento(conocí-y-miento) tienen mas proyecciones y por lo tanto no vive en sí mismo, vive en la imagen o imagenes, inconscientemente.
    Y debido a ello, no tiene las dimensiones que dan la vida?
    ¿Diferencia entre conocer, conocí-miento, saber…..?

    Me parece muy interesante eso que le plantean a Amparo “diferencias que Platón plantea entre opinión y conocimiento”. No las veo,¿quereis arrojarme un cable?
    ¿se puede opinar si no se tienen conocimiento?

  11. amparo dijo:

    Gracias por contestarme, esto es muy importante para mí. Ten en cuenta que primero mis padres, luego mi marido, porque la sociedad machista así lo quiere, claro esta por la sociedad opresora del ser humano pues las costumbres, como somos como los monos, pues lo que priva en la sociedad y las leyes, pues hala la mujer bajo el yugo de los padres y si te casas pues más de lo mismo.
    Yo tengo 66 años y tuve los primeros años muy felices no es que haya estado mal en mi vida pero he sufrido el dominio que había y ahora todo ha cambiado y me siento más libre y feliz y encima tengo 2 hijos maravillosos y a mi marido y una mama mia con 90 años.
    Y tu dirás esta señora porque me cuenta esto… Porque no sabes la satisfacción y libertad que tengo de haber encontrado este blog, porque me gusta aprender ya que no he podido estudiar y me siento muy contenta porque pienso seguir en el blog. Hasta la próxima.

  12. Lluïs Riazanov dijo:

    Muchas gracias Amparo.

    Sólo por gente como tu vale la pena mantener el proyecto. Además, todas/os acabamos de aterrizar en el mundo del saber. Es un mundo duro, que cuesta pero entre todas/os iremos avanzando.

    Ánimo y aquí nos tienes para lo que gustes y necesites.

  13. amparo dijo:

    Acabo de aterizar en el mundo del saber y cada vez me gusta mas .Gracias por el estudio y el tiempo que dedicais a las obras de CARLOS MARX ,hay mucha materia para estudiar pero me prometo estar en el taller siempre que tenga un rato ,pues este trabajo que haceis es maravilloso por favor no cansaros que esta ventanita vale mucho para mi gracias y buenas noches

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s