“La Sociedad del Espectáculo”

DEBORD: La sociedad del espectáculo es una impresionante teorización desde posiciones marxistas acerca de la reproducción de la sociedad capitalista. Es un ejemplo, puntero, a pesar de los años, más de veinte, que lleva escrito, de crítica de la cultura que produce el modo de producción que nos fustiga. Versículos demoledores en Marx desde cero.

ALGUNOS VERSICULOS DE “LA SOCIEDAD DEL ESPECTACULO”

GUY DEBORD

14.

La sociedad que reposa sobre la industria moderna no es fortuita o superficialmente espectacular, es fundamentalmente espectaculista. En el espectáculo, imagen de la economía reinante, el fin no es nada, el desarrollo lo es todo. El espectáculo no quiere llegar a nada que no sea a sí mismo. […]

24.

El espectáculo es el discurso ininterrumpido que el orden actual mantiene sobre sí mismo, su monólogo elogioso. […]

26.

Con la separación generalizada del trabajador y de su producto, se pierde todo punto de vista unitario sobre la actividad realizada, toda comunicación personal directa entre los productores. Siguiendo el avance de la acumulación de productos separados y la concentración del proceso productivo, la unidad y la comunicación llegan a ser el atributo exclusivo de la dirección del sistema. El éxito del sistema económico de la separación es la proletarización del mundo. […]

28.

El sistema económico fundado en el aislamiento es una producción circular del aislamiento. El aislamiento funda la técnica, y el proceso técnico aísla a su vez. Del automóvil a la televisión, todos los ‘bienes seleccionados’ por el sistema espectacular son también las armas que permiten reforzar de modo constante a las condiciones de aislamiento de las ‘muchedumbres solitarias’. […]

30.

La alienación del espectador en beneficio del objeto contemplado (que es resultado de su propia actividad inconsciente) se expresa así: cuanto más contempla, menos vive; cuanto más acepta reconocerse en las imágenes dominantes de la necesidad, menos comprende su propia existencia y su propio deseo. La exterioridad del espectáculo respecto del hombre activo se manifiesta en que sus propios gestos ya no le pertenecen a él, sino a otro que le representa. Por eso el espectador no se siente en su sitio en ninguna parte, ya que el espectáculo está en todas. […]

33.

El hombre separado de su producto produce cada vez con mayor potencia todos los detalles de su mundo, encontrándose cada vez más separado de éste. Cuando más su vida es ahora producto suyo, tanto más separado está de su vida. […]

40.

El desarrollo de las fuerzas productivas ha sido la historia real inconsciente que ha construido y modificado las condiciones de existencia de los grupos humanos en tanto que condiciones de subsistencia, y ampliación de estas condiciones: la base económica de todas sus iniciativas. El sector de la mercancía fue, en el interior de una economía natural, la constitución de un excedente de subsistencia, la producción de mercancías, que implica el cambio de productos varios entre productores independientes pudo seguir siendo artesanal durante mucho tiempo, contenido en una función económica marginal donde su verdad cuantitativa todavía estaba oculta. Sin embargo, allí donde encontró las condiciones sociales del gran comercio de la acumulación de capitales, se apoderó del dominio total de sobre la economía. La economía entera se transformó entonces en lo que la economía había demostrado ser durante esta conquista: un proceso de desarrollo cuantitativo. Este despliegue incesante del poderío económico bajo la forma de la mercancía, que ha transformado el trabajo humano en trabajo-mercancía, en asalariado, desembocó acumulativamente en una abundancia donde la cuestión primaria de la subsistencia está indudablemente resuelta, pero de tal forma que reaparece siempre; replanteándose nuevamente en un grado superior. El crecimiento económico libera a las sociedades de la presión natural que exigía su lucha inmediata por la subsistencia, pero les falta aún liberarse de su liberador. La ‘independencia’ de la mercancía se ha extendido al conjunto de la economía sobre la cual reina. La economía transforma el mundo, pero lo transforma solamente en mundo de la economía. La pseudonaturaleza en la cual se ha alienado el trabajo humano exige continuar hasta el infinito su ‘servicio’

y este servicio, no siendo juzgado ni absuelto más que por sí mismo, obtiene de hecho, como servidores suyos, la totalidad de los esfuerzos y de los proyectos socialmente lícitos. La abundancia de mercancías, es decir, de la relación mercantil, no puede ser más que subsistencia aumentada. 

4 2 .

El espectáculo es el momento en que la mercancía ha logrado la ocupación total de la vida social. La relación con la mercancía no sólo es visible, sino que es lo único visible; el mundo que se ve es su mundo. La producción económica moderna extiende su dictadura extensiva e intensivamente. En los lugares menos industrializados, su reinado ya está presente a través de algunas mercancías-vedette y en tanto que dominación imperialista por las zonas que encabezan el desarrollo de la productividad. En estas zonas avanzadas, el espacio social es invadido por una superposición continua de capas geológicas de mercancías. En este punto de la “segunda revolución industrial”, el consumo alienado se convierte para las masas en un deber suplementario a la producción alienada. Es todo el trabajo vendido de una sociedad quien se transforma globalmente en la mercancía total, cuyo ciclo debe proseguirse. Para ello es necesario que esta mercancía total vuelva fragmentariamente al individuo fragmentado; absolutamente separado de las fuerzas productivas que operan en su conjunto. Es aquí, pues, donde la ciencia especializada de la dominación debe especializarse a su vez: desmenuzándose en sociología, psicotecnia, cibernética, semiología, etc., vigilando la autorregulación de todos los niveles del proceso.”

 

Esta entrada fue publicada en Textos "Filosóficos" y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s