Descartes: Observaciones…

DESCARTES: Entramos con este texto de lleno en lo que nos interesa de la tradición racionalista. Descartes crítica el empirismo con argumentos que encontramos en la práctica teórica de Marx en El Capital. Son argumentos sobre la necesidad de pensar. Observaciones de R. Descartes…, ed. Teorema, Valencia, 1981.

…En realidad nunca he escrito o pensado que la mente precise de ideas innatas, que fuesen algo diverso de su propia facultad de pensar. Más bien, advirtiendo la existencia en mí de algunos pensamientos que no procedían de los objetos externos ni de la determinación de mi voluntad sino de la facultad de pensar que poseo, con el fin de distinguir las ideas o nociones que son las formas de estos actos de pensar de aquellas otras que son adventicias o construidas, he decidido llamar a las primeras innatas. Uso este término en el mismo sentido que cuando afirmamos que la generosidad es innata en algunas familias y que en otras lo son algunas enfermedades como la gota o el cálculo, pero no en el sentido de que los hijos de esas familias padezcan estas enfermedades desde el vientre de sus madres, sino en el sentido de que nacen con cierta disposición o facultad para adquirirlas…

Tal tesis supone que la facultad de pensar no puede elaborar nada de por sí y no percibe o piensa jamás sino lo que recibe de la observación de las cosas y de la tradición, es decir, a través de los sentidos. Esto es totalmente falso. Por el contrario, quien aprecia exactamente el alcance de nuestros sentidos y qué es con precisión lo que de ellos puede llegar a nuestra facultad de pensar, deberá admitir que los sentidos no nos exhiben las ideas de cosa alguna, tal y como las formamos en el pensamiento. De tal forma es esto así que nada hay en nuestras ideas que no haya sido innato a nuestra mente o facultad de pensar si exceptuamos las circunstancias propias de la experiencia: a saber, el hecho de que juzgamos que estas o aquellas ideas que tenemos presentes a nuestro pensamiento se refieren a ciertas cosas que están fuera de nosotros. Ciertamente no porque las mismas cosas hayan enviado a nuestra mente las ideas por medio de los órganos sensoriales, sino porque han prestado algo que dio a la mente ocasión de elaborar esas ideas precisamente en un tiempo y no en otro, en virtud de su facultad innata. En efecto, únicamente llegan hasta nuestra mente unos ciertos movimientos corporales a través de los órganos de los sentidos…

…Pero ya he explicado muy ampliamente en la Dióptrica que tampoco esos ciertos movimientos y las figuras resultantes de los mismos son concebidos por nosotros mismos de una forma igual a la que se da en los órganos de los sentidos. Por ello podemos concluir que las mismas ideas de los movimientos y de las figuras nos son innatas. Tanto más innatas deben ser las ideas del dolor, de los colores, de los sonidos y de cosas semejantes, para que nuestra mente con ocasión de ciertos movimientos corporales pueda representárselas, pues no tienen semejanza alguna con tales movimientos corporales. Así pues, ¿qué es más absurdo que la posibilidad de imaginarse que todas las nociones comunes que nuestra mente posee se originan de esos movimientos, no pudiendo darse sin los mismos?. Me agradaría conocer mediante una explicación de nuestro autor qué movimiento corporal puede formar en nuestra mente alguna noción común como la siguiente: las cosas que son idénticas a una tercera son idénticas entre sí o cualquier otra semejante. Todos estos movimientos son particulares y, por el contrario, estas nociones son universales y no tienen afinidad alguna ni relación alguna con estos movimientos.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Textos "Filosóficos" y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Descartes: Observaciones…

  1. Deivis dijo:

    Cierto que tenemos la facultad de pensar, pero también es cierto que todas esas maquinaciones de nuestra mente tienen su origen en los estímulos provenientes del medio y que todo lo pensado tiene su base en algo transmitido de nuestras generaciones anteriores, sin dejar de tener en cuenta que estas se mezclan con los estímulos que provienen del medio en el presente. ¿O es que no podemos imaginarnos la evolución como un proceso de acumulación de conocimiento de nuestra especie para responder mejor a las contrariedades del medio? ¿O es que acaso no podríamos decir que en la actualidad Bachilleres comunes saben más que Tales de Miletos y que en base a que poseemos herramientas mayores podemos llegar a conclusiones más profundas que a las que él llegó en ese momento?. En fin, obvio que tenemos la facultad de pensar más allá de lo que realidad nos ofrece y debemos utilizar esa capacidad para transformar las cosas en favor de la humanidad, pero de alguna u otra forma, ese pensamiento, fue influenciado por el entorno o el medio que nos rodea.

  2. nino dijo:

    Descartes considera que el ejercicio de pensar es innato al ser humano, y que no vasta con solo conocer lo que nuestros sentidos pueden captar, sino que hay un conocimiento que va mas alla de los sentidos y que se puede descubrir con la actividad de pensar. Y el resultado de pensar sobre algo es un idea no observable pero que explica en gran medida un fenómeno, funcionamiento, movimiento,etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s